octubre 11, 2010

Jornada Castellanista en Borobia

Alocución final de la Jornada Castellanista organizada por la Asociacion Mesta ayer en Borobia y escrita por Pedro de Hoyos:


Homenaje a la cultura castellana en Borobia, Soria.

Quiero en primer lugar agradecer a todos la presencia en este acto popular, acto al mismo tiempo cultural, jocundo, gastronómico y vindicativo de la vida en Castilla, sus paisajes y sus costumbres. En él previamente han tenido lugar ritos y canciones tradicionales de nuestras gentes, seguro que no ha sucedido como en las ferias de algunos pueblos donde se instalan aflamencadas casetas en las que se canta por soleares hasta el amanecer, convirtiendo los pueblos de Castilla en una secuencia de “Bienvenido, Mister Marshall”. Afortunadamente todavía hay quien desea mantener las costumbres, los modos y las modas castellanas.

Quienes estamos aquí presentes estamos de una u otra manera comprometidos con Castilla y con Borobia, lo que es una manera de encontrarnos a nosotros mismos, de reconocernos en el paisaje y en la Historia que nos pertenece y de unirnos en comunión con la tierra que nos ha visto nacer y nos ha forjado la personalidad.

Hay que entregarse a Castilla con la misma devoción con la que se entregan los esposos al amor, con la misma generosidad con la que se entregan los padres a los hijos y con la misma lealtad con la que tradicionalmente se han entregado sus hombres y mujeres a la tarea que correspondiese según el momento histórico que se viviera: cuando trabajo, trabajo; cuando arte, arte; cuando amor, amor. Castilla siempre ha sido generosa en el esfuerzo y nunca ha salvaguardado egoístamente sus energías.

Defender a Castilla no supone ofender a nadie, apreciar a Castilla no supone despreciar a nadie, amar a Castilla no supone desamar a nadie. Castilla sólo desea que se la quiera y que se la defienda sin necesidad de negar a nadie. A otros amores se puede llegar a través del amor a Castilla como nos demostró en estas tierras sorianas, precisamente en estas tierras sorianas, la Generación del 98.

Decía antes que Castilla siempre ha sido generosa en el esfuerzo y nunca ha reservado egoístamente sus energías, Castilla ha sido un ejemplo en la entrega de sus mejores hijos e hijas y no iba a ser el siglo XXI el momento en que esto cambiase. Por defender a Castilla trabajamos en Borobia, aunque prive a algunos de un enriquecimiento fugaz, aunque sea con la oposición de algunos amigos y vecinos, porque defender el patrimonio de Castilla en Borobia es tarea ardua ya que lo sencillo es dejarse llevar por la corriente del enriquecimiento fácil y fugaz.

Defendemos a Castilla para defender los verticales montes y la horizontal meseta, las vivaces fuentes y los plácidos ríos, la árida estepa y los cantarines bosques; defendemos a Castilla para defender a Borobia desde la frontera de Portugal hasta esta raya que nos une con Aragón, desde los turbios mares de Cantabria hasta las abruptas paredes de Despeñaperros. Defendemos a Castilla para salvaguardar, aupados en el Moncayo, la vida de Borobia, para limpiar sus empinadas calles de intransigencia y pintar los cielos de futuro, poblando sus plazas y rincones de gente joven y progreso, sembrando en sus campos cultura y conocimiento.

Defender a Borobia es buscar un futuro sin fin para sus habitantes, un futuro elaborado entre todos los que quieren que este pueblo no desaparezca, que se mantenga vivo y enraizado en su pasado, en su historia, en los oficios tradicionales que aseguren su permanencia en el mapa de la vida, arrostrando perennemente sus mil trescientos metros de altitud. Oficios tradicionales, sí, y vida tradicional también, pero mirando siempre adelante, dirigiéndose a un futuro inteligente que no se acabe de improviso detrás la siguiente esquina, no a un futuro condicionado por arrancarle a la tierra su fruto un día y morir al siguiente por consecuencias ambientales insanas. Castilla no puede ser siempre la receptora de los desechos nucleares de los demás, ni en Castilla podemos siempre acoger las minas perniciosas que los demás no quieren. No si queremos vivir, y nosotros también queremos vivir, claro. Queremos vivir en paz con nuestros vecinos, con nuestra Naturaleza, con nuestros recursos y con nuestra vida, con nuestra madre y con nuestra esperanza: Castilla.

Por su compromiso con sus ideas y sus ideales, con sus paisajes y sus paisanos, por su compromiso con el futuro de Borobia y de Castilla, amantes de Castilla en esta tierra han sido hostigados, acosados y amenazados de muerte. Por ellos estamos aquí, para celebrar que somos castellanos y porque estamos orgullosos de serlo, pero sobre todo para decirles que no están solos, para que sepan que la solidaridad es un valor que todavía cotiza alto en las plazas de Castilla, porque de solidaridad sabe mucho la historia de estas tierras y porque solidaridad es la llave que necesariamente abre el futuro. Adelante, Anunciación Crespo, concejala de Borobia, adelante Carlos Aranda e Isidro Carrera, colaboradores de un proyecto en el que creéis por Justicia. Fuerza y coraje por Borobia y por Castilla.

Más información:
http://asociacion.asc-mesta.org/

http://blogs.periodistadigital.com/pedrodehoyos.php

http://aguamanubles.blogspot.com/2010/10/

No hay comentarios: