septiembre 15, 2009

El tiempo

Convenio entre Comunidades

"Un tiempo nuevo" para la frontera entre Soria y Aragón


Amaia Eguizábal
"La mayoría de los sorianos va antes a Zaragoza que a Valladolid porque está mejor comunicada". No pretendía ser jocoso el comentario del presidente de Aragón Marcelino Iglesias, que ayer se encontró con Juan Vicente Herrera en Valladolid para firmar un convenio entre ambos territorios. Sin embargo, lo dicho sí despertó sonrisas entre los presentes y sirvió a Herrera para darle carácter reivindicativo al encuentro: "No me resigno a que la próxima vez que venga Iglesias en AVE tenga que pasar por Madrid", manifestó el presidente de la Junta, haciendo hincapié en lo "espléndido" que sería para ambas regiones la salida de Soria a la alta velocidad por medio del corredor con Calatayud.
Ambas Comunidades, Castilla y León y Aragón, sellaron ayer su buena relación ("histórica relación", tal y como insistieron ambos dirigentes) con un convenio de carácter general que se suma a los otros tres sanitarios firmados el pasado año y que ya han dado sus primeros resultados.
Concretamente durante estos meses 121 pacientes sorianos han sido atendidos en Aragón y 32 aragoneses lo han sido en tierra soriana. Además, los facultativos de las demarcaciones de Pomer y Pozuel de Ariza atendieron desde la zona básica de Ólvega a una media de diez pacientes a la semana.
Más allá de esta cooperación sanitaria cabe recodar que ambas Comunidades están presentes en un grupo de trabajo con otras cuatro regiones y que gracias a ello ya han firmado acuerdos en materia de caza y pesca que beneficiarán a 300.000 personas; en materia de violencia de género (con la creación de una red de casas de acogida a disposición de las víctimas) y de cara a la celebración, el año que viene, del año jacobeo.
El protocolo firmado ayer toca prácticamente todas las áreas en que tienen competencias las Comunidades Autónomas y pretende, según citó Juan Vicente Herrera, "abrir un nuevo tiempo de cooperación pensando en los ciudadanos que más nos unen: los sorianos".
Durante la firma del convenio ambos dirigentes, que no comparten ideología precisamente, aprovecharon para debatir sobre actualidad y poner sobre la mesa otros asuntos que afectan a ambos territorios.
"Ambas Comunidades recordamos que es necesaria la llegada de la alta velocidad. Sería esencial para Aragón y Castilla y León la salida de Soria a la alta velocidad con ese corredor Calatayud-Soria que es espléndido para el futuro y que posibilitaría buenas conexiones entre el eje del Ebro y el eje del Duero", reclamó Herrera, añadiendo que es un "escándalo" que la Autovía del Duero sea todavía un proyecto y que ésta también sería importante para la comunicación entre ambas regiones.
Pese a todo, Herrera se refirió a "un futuro cercano" en que para viajar de una Comunidad a otra en tren no haya que hacer escalas. "La comunicación entre los dos ejes de la Alta Velocidad del Noreste (Aragón) y del Noroeste (Castilla y León), es decir, entre Calahorra y Miranda de Ebro, permitirá que en un futuro cercano se viaje entre ambas Comunidades sin pasar por Madrid".
Las referencias a Soria, no podía ser de otra forma, fueron continuas a lo largo del encuentro entre ambos dirigentes.
Marcelino Iglesias no quiso olvidar el papel de los sorianos que decidieron radicarse en tierra aragonesa y que, "en muchos casos, se han convertido en empresarios esenciales para el desarrollo de la Comunidad".
Igualmente ambos se refirieron a la "gran montaña del Moncayo" como símbolo de hermandad entre Comunidades.
Los puntos del convenio
"La colaboración resulta imprescindible para poder afrontar cuestiones como la lucha contra la despoblación, la dispersión geográfica, la cohesión interior, el medio ambiente, el desarrollo rural, el envejecimiento y la mejora de servicios públicos en las zonas limítrofes", expresa el convenio firmado ayer entre ambas Comunidades.
Por ejemplo, dentro del apartado cultural ambos gobiernos se comprometieron a impulsar la colaboración en el proyecto Icnitas de Dinosaurio de la Península Ibérica, muy relevante para Soria, y en el itinerario cultural europeo denominado Caminos de Arte Rupestre Prehistórico.
En materia de turismo se mostraron interesados en crear y promocionar el Camino del Agua que unirá el Duero con el Ebro, los dos hitos hídricos de ambas regiones, y ambos gobiernos se propusieron el nacimiento de paquetes turísticos que incluyan las provincias de Soria y Zaragoza con una promoción clara del Moncayo, Vicarías y Tierras de Medinaceli, es decir, los puntos comunes.
También se comprometieron a colaborar en rutas comunes como la del Cid hasta convertirla en un "referente internacional" y a poner en valor el vino como recurso turístico.
Dentro del apartado agrario ambas Comunidades se propusieron cooperar en proyectos de desarrollo rural dando peso a la relación entre los Grupos de Acción Local, entre otras cuestiones.
Muy extenso es el capítulo dedicado a Educación, donde el protocolo reconoce que existen muchas "cuestiones de interés" para los alumnos residentes en las localidades limítrofes que se escolarizan en la región vecina.
El convenio pretende que los alumnos de la frontera "puedan disfrutar de todos los derechos de que goza el alumnado de la propia Comunidad relativos principalmente a admisión en centros y servicios complementarios como el comedor, el transporte, las ayudas al estudio…"
Por ejemplo, uno de los objetivos de este apartado educativo es el de facilitar el desarrollo de las prácticas de Formación Profesional en empresas situadas en la zona limítrofe entre ambas Comunidades, hecho que beneficiará directamente a la provincia de Soria.
En materia de protección civil lo más destacable es el capítulo dedicado a los incendios.
Ambas Comunidades se proponen "trabajar de un modo coordinado en la prevención de siniestros de esta naturaleza, especialmente en las zonas limítrofes".
Es interesante, por otro lado, que de cara a los proyectos que vayan a desarrollarse en las zonas limítrofes los interesados deberán formalizar los trámites relativos a la Evaluación de Impacto Ambiental ante las dos Comunidades afectadas.
Dependencia y menores
En el apartado de atención a la dependencia ambos gobiernos ultiman ya que en las zonas limítrofes sean equipos de la otra Comunidad los que valoren el estado del paciente y que, en casos de desplazamientos temporales, el dependiente esté controlado y bien atendido pese a no estar en su lugar de origen.
En el ámbito de la dependencia, igual que en todos los demás, ambas regiones aspiran a sistematizar el intercambio de información para mejorar la atención dirigida a quien requiera los servicios.
En materia de protección al menor el convenio establece, entre otros puntos, la posibilidad de que el seguimiento de la ejecución de medidas penales se lleve a cabo en la Comunidad donde reside el menor y no en la de origen.
El convenio incluye muchos más apartados e iniciativas de todo tipo. Por ejemplo, respecto a los Programas Universitarios para Mayores los firmantes se han comprometido a facilitar el intercambio de alumnos entre las universidades de ambas Comunidades y, en ese mismo capítulo, el de mayores, se facilitará el intercambio dentro de los programas de ocio y tiempo libre.
Por otro lado, el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, se refirió a los avances de Castilla y León en energías alternativas y a sus experiencias con la biomasa, capítulo que le pareció especialmente interesante. En ese sentido el convenio pretende que ambas Comunidades compartan las experiencias en gestión de la biodiversidad, especies amenazadas, gestión cinegética y pesca, así como en otros asuntos medioambientales.
También en materia de infraestructuras Castilla y León y Aragón aspiran a establecer instrumentos de cooperación entre los Cylog de ambos territorios.

Fuente: http://www.heraldodesoria.es/

No hay comentarios: