septiembre 09, 2009

La DGA alegará


La DGA alegará contra el proyecto de la mina de Borobia

La Junta de Castilla y León acaba de sacar a información pública el plan de explotación y el estudio de impacto ambienta
l.

S. CAMPO. Zaragoza

Ha llegado el momento de lanzar el "primer asalto fuerte" contra la apertura de la mina de magnesitas a cielo abierto proyectada en la localidad soriana de Borobia. Así lo entienden quienes se oponen a esta iniciativa después de que la Junta de Castilla y León haya sacado a exposición pública el proyecto de explotación y estudio de impacto ambiental. El periodo de alegaciones termina el 21 de septiembre.

El Gobierno aragonés, que ya en 2005 solicitó sin éxito presentarse como parte interesada en el expediente de la mina al considerar que afecta a las comarcas de Calatayud y el Aranda, ha confirmado que presentará alegaciones, aunque todavía no se ha concretado en qué sentido. "Estamos muy pendientes y diligentes en este tema", aseguró ayer la directora general de Calidad Ambiental y Cambio Climático, Marina Sevilla.

Además, la Plataforma en Defensa del Agua y la Tierra ha solicitado también reuniones "urgentes" con el consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné; con el director del Instituto Aragonés del Agua (IAA), Rafael Izquierdo, y con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Rafael Romeo.

"Queremos tratar con ellos el asunto e instar a su pronunciamento en contra del proyecto para que se personen como parte interesada en el proceso de alegaciones, ya que la explotación minera tiene graves impactos en municipios de las comarcas del Aranda y comunidad de Calatayud", resume el portavoz de este colectivo, Fernando Lampre.

Duras críticas a la tramitación

El pasado 27 de agosto, el departamento de Medio Ambiente ya se dirigió a la Junta de Castilla y León para que se le remitiera toda la información. Asimismo solicitó que el expediente se retrotrajera a la fase de consulta previa o, de no ser así, el periodo de exposición al público se ampliara a dos meses en lugar de uno.

Marina Sevilla subrayó que tanto su dirección general como el Inaga, el Instituto Aragonés del Agua y la dirección general de desarrollo sostenible están estudiando el tema. Se mostró especialmente crítica con "la forma de tramitación" y la "falta de sensibilidad social" de la Junta por no consultar a Aragón y por impedir que tomara parte el Ministerio de Medio Ambiente a pesar de tratarse de una cuestión que afecta a las dos comunidades autónomas.

En este sentido, la directora general de Calidad Ambiental recordó que antes del verano se mantuvo una reunión con la empresa que promueve la explotación minera, Magnesitas de Navarra (Magna), a petición de esta compañía, que resultó "ingrata" y "tensa" ante su negativa a la tramitación por parte del Ministerio de Medio Ambiente.

Más allá de cuestiones formales, desde la Plataforma en Defensa del Agua y la Tierra, Fernando Lampre insiste en los "serios daños" que causaría en los "recursos hídricos, ambientales y económicos" de una treintena de municipios de la Comunidad de Calatayud y Aranda. Borobia se encuentra en el área de nacimiento del río Manubles, un afluente del río Jalón, y la futura mina se encontraría a menos de un kilómetro del parque Natural del Moncayo.

Fuente: http://www.heraldo.es/

No hay comentarios: