marzo 26, 2009

Noticias mineras 26-3-09



“Nos parecen muy bien sus promesas pero las queremos escritas y claras”

Tras conocer la actuación de primera mano, buena parte de los vecinos se muestran a favor La empresa: ¿Nosotros no ponemos en jaque ni el Manubles en la cabecera, ni el Jalón¿
Un aplauso cerró ayer la primera de las reuniones de la empresa minera Magna con los vecinos de Borobia. La reacción popular sorprendió hasta a los propios promotores, quienes hasta ahora han recibido cantidad de críticas por su proyecto minero, centrado en el desarrollo de una explotación de magnesitas a cielo abierto en la falda de la Sierra del Tablado. Las posibles afecciones al agua, las compensaciones que los vecinos percibirán por permitir la explotación minera, si la extracción de magnesio contaminará las tierras y pastos anexos, por dónde discurrirán los caminos de accesos, y cómo afectará al pueblo el ruido y polvo que provocarán las voladuras, fueron algunas de las cuestiones que los vecinos de Borobia pusieron ayer sobre la mesa ante la cúpula directiva de Magnesitas Sorianas, filial de Magnesitas Navarras en Castilla y León, que se desplazó hasta Borobia para dar a conocer “de primera mano y de forma real” el proyecto.
En una reunión que duró más de dos horas, el director general de la firma, Nicolás Gangutia, avalado por las explicaciones del director industrial de Magna, José Antonio Yeregui, y el ingeniero industrial de la compañía, Alberto Josa, expusieron ante el vecindario punto por punto de la actuación prevista en Borobia, tratando de ‘convencer’ así a los locales con “información real” de que “el proyecto por sí mismo puede enriquecer aún más la zona, pero nunca destruirla o perjudicarla”.“Tenemos un compromiso desde ya para con Borobia y en la medida de lo posible vamos a colaborar en todo aquello que al pueblo le interese”, garantizó ayer Yeregui en respuesta a las peticiones de los vecinos, que reclamaban insistentemente fijar “por escrito y bien clarito” todos los compromisos adquiridos por Magna con Borobia y que pasan, entre otras cosas, por recuperar el terreno según se vaya extrayendo el material, garantizar el agua al pueblo y la comarca, y rubricar un acuerdo con el Ayuntamiento que incluya la financiación de una residencia de ancianos y una aportación económica directa al Consistorio que suponga doblar su presupuesto actual.
“Queremos sacar adelante este proyecto pero contando con que el mismo debe ofrecer un beneficio compartido para la empresa y para el pueblo. Por ello, aunque la ley exige unas cuestiones básicas, nosotros damos más de lo obligado”, advirtió Yeregui. Además, advirtió, “existía la garantía mayor posible, ya que desde la empresa nos comprometemos a poner un aval bancario en el que garantizamos el cien por cien de la restauración, lo que supone que en ningún caso esta mina se quedará como la de hierro que tienen”.
Durante su exposición, el portavoz de la minera aseguró que todas las opiniones que se han vertido hasta ahora y que alertaban de que la explotación minera dejaría sin agua a Borobia y las cuencas del Manubles y el Jalón “mienten”, señalando que “es imposible que se hayan hecho estudios, opiniones y valoraciones sobre algo que se desconoce”. “Una oposición mal informada, no se aguanta”, concluyó el director industrial, aventurando así que “los que opinan en base a algo que desconocen, ellos mismos se quedarán aislados”.
En alusión a la Plataforma a favor del agua y la tierra y la Coordinadora de municipios afectados por la mina, que se han posicionado frontalmente en contra del proyecto, Yeregui señaló: “A través de los medios de comunicación y directamente por teléfono se ha mostardo la predisposición de esta empresa para presentarles el proyecto, como se está haciendo hoy -por ayer- con los vecinos, pero nunca se han interesado”. A pesar de ello, aseguró que la invitación sigue vigente para presentar la iniciativa a “todo el mundo que esté interesado”.
De hecho, y a instancia de uno de los vecinos presentes ayer en la reunión, la empresa se comprometió a organizar una excursión a la mina que Magna explota actualmente en Zubiri (Navarra) para conocer “de primera mano” cómo trabaja la compañía y las afecciones. “Allí la mina es la suma de cuatro explotaciones en 60 años y por mitad de la explotación trascurre un río que llega hasta el embalse del que se abastece todo Pamplona. Si allí se están haciendo bien las cosas y Pamplona vive del río que atraviesa nuestro proyecto, no duden que en Borobia, con este proyecto, nunca va a haber menos agua que la que hay hasta ahora”, destacó durante su explicación Josa.
.
PD. propia. El Sr. Yeregui, que miente a destajo, miente tambien cuando dice que ha hablado telefonicamente con la Plataforma en Defensa (en defensa chatos, en Defensa) del Agua y la Tierra. La Plataforma en Defensa del Agua y la Tierra ni ha hablado ni hablara con la empresa minera excepto para decirles adios de Borobia.

No hay comentarios: