marzo 13, 2009

Noticias mineras 13-3-2009

Borobia
Explotación de magnesitas
La promotora de la mina ofrece 30 empleos a los jóvenes de la comarca
La oferta de la empresa incluye también su participación en cursos de formación. El municipio ha perdido la mitad de su población en las últimas dos décadas

Magnesitas Sorianas, filial en Castilla y León de Magnesitas Navarras, ha dirigido una carta a los vecinos de Borobia (Soria) en la que ofrece un empleo a los jóvenes que quieran incorporarse al proyecto de explotación de magnesita que prevé poner en marcha, con una inversión total superior a los 20 millones de euros, cuya vida se estima en torno a los 30 años.
La “explotación verde”, según la describen desde la promotora, plantea su desarrollo para obtener magnesio. El proyecto, que lleva años en los cajones de la Junta y ha pasado ya por diversas manos empresariales, se encuentra actualmente en fase de tramitación ante la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, a través de la Delegación Territorial de Soria.
Según asegura Magnesitas Sorianas a través de un comunicado, la firma ha recibido ya un buen número de respuestas de los vecinos, no sólo para incorporarse a la plantilla de la compañía, sino para ofrecer sus servicios como futuros proveedores.
La oferta de la empresa, que desea contar con la mayor parte de los recursos humanos posibles de la propia localidad, incluye también su participación en los cursos de formación correspondientes, sin coste alguno para los candidatos, que se llevarán a cabo en la fábrica de la empresa en Navarra. Estos cursos girarán en torno al conocimiento del magnesio y de los procesos productivos, los sistemas de control de calidad, certificaciones de protección del medio y sobre el plan de prevención y seguridad laboral.
Pérdida de la mitad de población
La iniciativa empresarial, que contempla la explotación del mineral a cielo abierto, permitirá crear 30 empleos directos. Además contempla otros 150 indirectos, debido a la generación de actividades auxiliares y derivadas en la construcción, informática, transportes, hostelería, topografía, ingeniería ambiental, electricidad, pintura y alimentación, entre otras.
La creación de empleo propuesta por Magnesitas, de llevarse a cabo, supondrá un impulso para una comarca asolada por la despoblación.En el último padrón publicado por el INE (Instituto Nacional de Estadística) Borobia contaba con 295 habitantes. Hace una década eran 442 y en los años 80 se acercaban a los 600. La población joven ha sido la que más bajón ha registrado en los últimos años.
El proyecto incorpora, además, un aval bancario por el cien por ciento del coste de la restauración de los terrenos, con el fin de garantizar la recuperación de los mismos de forma simultánea al inicio de los trabajos de extracción y a medida que éstos avancen, lo que permitirá la mejora de su rendimiento, tanto desde el punto de vista de la actividad agrícola y ganadera, como desde el de su aprovechamiento turístico.
La explotación, que se ubica en el municipio soriano de Borobia, ofrecerá un rendimiento de 3,9 millones toneladas de magnesita a lo largo de sus treinta años de actividad previstos, lo que supondrá un “gran impulso económico” para el municipio soriano, que percibirá más de 14 millones de euros hasta el final de la vida del proyecto.
Magnesitas Navarras inició su actividad en la región de Navarra en 1945 y en la actualidad factura más de 40 millones de euros anuales. La compañía, cuya sede social se encuentra en Zubiri (Navarra), cuenta con una plantilla próxima a los 200 empleados. También es la titular de una empresa en México, Magna Refractarios México; y de otra en Canadá, Magna Refractories.
La firma minera acudirá la próxima semana a Soria a presentar su proyecto empresarial ante la opinión pública y a entrevistarse con los grupos políticos, las diferentes instituciones, asociaciones y sectores interesados en el proyecto.
Cabe recordar que la iniciativa minera cuenta con el respaldo de parte de la población pero con la oposición de varias asociaciones vecinales y ecologistas y de los pueblos de la ribera del Manubles, que se han manifestado en varias ocasiones reclamando la paralización del proyecto.
Desde este movimiento contrario consideran que la mina afectará los acuíferos de la Sierra del Tablado donde se proyecta la mina a cielo abierto y creen que cortará los manantiales de los que se abastece la población. Se oponen al proyecto porque consideran que degradará los ríos, deteriorará el ecosistema y provocará la extinción de la biodiversidad.

Fuente: http://www.heraldodesoria.es/

1 comentario:

Antimina con causa dijo...

Los bolsillos de los políticos, instituciones y asociaciones que acudan a reunirse con la empresa serán los grandes beneficiarios. Se acabó la crisis en esos bolsillos, a costa de las tierras y del medio de vida de los borobianos y los más de 30 poblaciones afectadas.