febrero 20, 2009

En el Ayuntamiento de Calatayud piden su adhesión a la Coordinadora


El PSOE presenta una moción contra la mina de Borobia y de adhesión a la Coordinadora

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Calatayud ha presentado una moción para el próximo pleno para rechazar taxativamente la instalación de una mina de magnesitas en el municipio de Borobia, al pié de la Sierra del Tablado, por las graves afecciones que tendría para las fuentes de nacimiento de los ríos Manubles, Ribota, Aranda e Isuela, todos ellos afluentes del Jalón. Asimismo, el grupo socialista ha propuesta la adhesión del ayuntamiento bilbilitano a la Coordinadora de Municipios Afectados por la Mina de Borobia, como movimiento social que actúa en defensa del medio ambiente y que está formada por más de una veintena de ayuntamientos, para defender de forma conjunta los derechos de los municipios afectados.
Según recoge la moción, la principal conclusión del estudio desarrollado por el Grupo de Hidrogeología de la Universidad de Zaragoza, bajo la dirección del profesor José Ángel Sánchez Navarro, es que la explotación del yacimiento de magnesitas tendría efectos negativos sobre el Dominio Público Hidráulico que son "graves e irreversibles, afectando tanto a acuíferos como a ríos, con incidencia en abastecimiento de agua a poblaciones, abastecimientos agrícolas y ganaderos, y medio ambiente relacionado (geomorfología de cauces, fauna y flora acuática)".
Este estudio concluye, por ejemplo, que las labores de arranque necesarias para esta explotación minera, mediante perforación y voladura con explosivos, se realizarían directamente sobre las dolomías del Cámbrico dañando el único acuífero que existe en esa zona y el que garantiza los caudales de base del río Manubles en su cabecera constituyendo a su paso por Borobia un río de excelente calidad química y de agua limpias y transparentes. Además, tanto las labores mineras, como la planta de tratamiento con hornos de calcinación de la magnesita, requieren de importantes volúmenes de agua que serían detraídos de los caudales circulantes por el río.
En cuanto a la contaminación de las aguas, en este estudio se pone de manifiesto que los movimientos de tierra, su transporte y acumulación incidirán drásticamente sobre la turbidez del río, dejando de ser un río de agua transparente para ser un río permanentemente turbio. Los cambios físico-químicos de las aguas, junto con las variaciones en el régimen de caudales afectarán irreversiblemente a la actual fauna y flora ligada al río, manantiales y zonas de húmedas.
Además de la incidencia directa en el río Manubles, otros ríos de la cuenca del Jalón se verían afectados, ya que entre Borobia y Ciria las aguas del río Manubles se infiltran en el acuífero carbonatado del Jurásico, drenando subterráneamente tanto hacia el manantial de Aranda de Moncayo (cuenca del Aranda), como hacia los manantiales de Berdejo y Bijuesca (cuenca del Manubles) donde constituyen el segundo y definitivo nacimiento del río Manubles, ya en tierras aragonesas. Consecuentemente, las afecciones sobre las aguas de la explotación minera incidirán tanto sobre la cuenca del Manubles como de la del río Aranda.

No hay comentarios: