febrero 19, 2009

Comunicado de la Plataforma en Defensa del Agua y la Tierra

COMUNICADO DE LA “PLATAFORMA EN DEFENSA DEL AGUA Y DE LA TIERRA” ANTE LAS INFORMACIONES APARECIDAS EN LOS MEDIOS SOBRE UN CONVENIO ENTRE EL ALCALDE DE BOROBIA Y LA EMPRESA DE MAGNESITAS.

Tras el continuo goteo en los últimos días de diversas declaraciones en prensa y radio hemos conocido que el alcalde de Borobia ha firmado, según dice él, un convenio con la empresa Magnesitas, por el que, a cambio de un poco de dinero, colaborara a que nuestros ríos que manan de la Sierra de Tablado, el aire que baja del Moncayo, la tranquilidad y su paisaje, próximamente se transformen en ladrillos refractarios, en polvo de magnesitas, en explosiones de barrenos y el espectáculo visual de una gran mina a cielo abierto, como la de Eugui, con una fabrica tipo cementera adosada a ella.

No es ahora nuestra intención volver sobre los argumentos ya repetidos tantas veces que demuestran, con datos y experiencias similares como prueba, que la instalación de la mina de Magnesitas arruinaría el paisaje, el medio ambiente y los nacimientos del Isuela, Manubles, Aranda, Ribota y otras fuentes o masas de agua. Ni es repetir los estudios de la Universidad de Zaragoza o las tasas de contaminación que el Registro Estatal de Emisiones Contaminantes aporta sobre Magnesitas de Navarra o las declaraciones institucionales, como la de las Cortes de Aragón criticando este atentado, y aunque son suficiente muestra de la sinrazón que se piensa cometer.

No volveremos, del mismo modo, a recordar cual es el rechazo a este proyecto en Soria y en Aragón, porque basta echar un ojo a los datos de las consultas populares realizadas en Borobia, a las manifestaciones en Soria, a las 12.000 firmas entregadas a los gobiernos castellano-leonés y aragonés o a las tres (y el próximo domingo vamos a por la cuarta) marchas senderistas contra la Mina de Borobia, para ver que se cuentan por miles las personas que se oponen y se opondrán a la lógica de un sistema y un proyecto plagado de intereses mezquinos y que es todo un ejemplo de subdesarrollo.

Sobre lo que sí que queremos incidir en esta ocasión desde la Plataforma en Defensa del Agua y la Tierra, es en la responsabilidad de la que todos y todas hemos de hacer gala como ciudadanía activa y consciente que habita y ama un territorio muy frágil. Desde la Plataforma en Defensa del Agua y de la Tierra queremos recordar a todos los concejales del Ayuntamiento de Borobia, y en la actual fase administrativa de los proyectos mineros de Borobia, que son todos ellos responsables de las acciones u omisiones que supongan, como es el caso, un grave perjuicio del medio ambiente de Borobia y de las comarcas próximas al Moncayo.

Responsables de que la Sierra del Tablado, que tanto costó arrebatar de las manos del caciquismo, continúe siendo el paraje crucial a nivel ambiental que es hoy. De que no se convierta, de la mano otra vez del caciquismo, en un monte horadado en contra de cualquier criterio paisajístico y de sostenibilidad, en contra de cualquier criterio de viabilidad económica y social de futuro para los propios habitantes de Borobia. Todos los representantes del pueblo de Borobia son responsables ante los ciudadanos que les votaron y que por un margen superior al 86% dijeron que no querían la vejación de ver destruida su tierra por cuatro cuartos .

¿Que hará Borobia cuando acaben las magnesitas en pocos años?, ¿o si las inversiones no llegan, si los puestos de trabajo no son los prometidos, si la demanda, como ya está ocurriendo, cae, o si los productos alternativos, que ya existen, se abaratan?. ¿Jugará entonces la empresa de Magnesitas a ser el nuevo dios salvador de Borobia y volverá a levantar la Sierra del Tablado y a restaurar los ríos cuando ni siquiera ha restaurado lo que durante tantos años han contaminado y destruido en Navarra?. ¿Tan ricos son ya en el Valle de Baztan cuando a la empresa de Magnesitas le han dicho se que vaya con su proyecto minero a otra parte que ahí no lo quieren?.

Son responsables, en estos momentos, de decidir sobre un convenio que afecta a un entorno en el que nacen los ríos que recorren nuestros pueblos. Llevamos siglos compartiendo cursos fluviales, y con ellos, un modo de vida, de respeto al entorno y una economía; por ello, pedimos al Ayuntamiento de Borobia que no entienda defender nuestro futuro como una “intromisión en asuntos del pueblo”, porque nos va el porvenir en que nuestro ríos sigan existiendo y sean ríos limpios. Responsables de que hagan entender al Sr. Modrego, a su alcalde, que no llevamos cuatro años en lucha por un capricho.

Los ayuntamientos han de tener claro que nuestra voz, la de sus vecinos, prevalece ante cualquier pacto entre alcaldes y empresas; es a nosotros, a sus vecinos a quienes tendrán que rendir cuentas. Las actitudes caciquiles del alcalde de Borobia que gobernando en minoría cree firmar en nombre de todo un pueblo, solo demuestra el nulo respeto a la democracia y a los valores de la misma. Por ello, desde la Plataforma animamos a los vecinos de Borobia para que mantenga su oposición con dignidad, ya que el resto de pueblos aragoneses y castellanos, conscientes de las amenazas y presiones que se están produciendo en los últimos meses en sus entornos más cercanos, sumamos y sumaremos nuestra voz y trabajo, con un NO rotundo a la mina en Borobia.

Nuestro rechazo claro, contundente y frontal a los proyectos mineros de Borobia, supone la negación a escuchar cualquier tipo de oferta de cualquier empresa que pretenda agredir a nuestros ríos, nuestro futuro y nuestra dignidad. Mantendremos nuestro trabajo, solicitando el apoyo solidario de colectivos y asociaciones y seguiremos informando en cada rincón, en cada pueblo, en cada ciudad, de la existencia de ésta amenaza ecológica y social que es la instalación de la mina en Borobia. Llegaremos hasta donde sea necesario dentro de la legalidad con el fin de terminar con cualquier proyecto minero que mine nuestra tierra.

La destrucción de nuestros ríos y nuestra tierra no es negociable. Paremos la Mina de Borobia.





No hay comentarios: