agosto 08, 2008

Pantano Mularroya

ADIOS AGUA, ADIOS JALON

Y adios a la vida y al futuro de Embid, Paracuellos, Sabiñan, Morés, Purroy, Chodes, Morata, Ricla…

¿pero qué es Mularroya?

Mularroya es actualmente un pinar en la ribera del río Grío, un pinar de 500 hectáreas donde se quiere realizar un embalse de de 103 Hm3 y una presa de 80 metros de altura para represar además del Grío, que es un río pequeño, el río Jalón mediante la construcción de un tunel de 12 Km excavado en la sierra de Vicort para trasvasar la mayor parte de su caudal. Este proyecto está pensado hace más de 30 años y dicen que es para garantizar la demanda del regadío y de la industria del valle del Jalón.

En realidad es un proyecto desproporcionado, caro e insostenible tanto para el modo de vida tradicional de los pueblos afectados como para el medioambiente de la zona. El valle del Jalón es una de las zonas más prósperas de Aragón, si bien dentro del mismo se pueden ver graves diferencias entre pueblos que pueden aumentar con la construcción de dicho pantano.

¿200 millones de euros para asegurar la agricultura?, ¿pero no es gratis?

Pues no, más de 200 millones de euros es el presupuesto actual sólo para la construcción del embalse de Mularroya en el pinar del mismo nombre. Y dinero que que en parte tendrán que amortizar por ley y a partes iguales los regantes “beneficiados” de toda la cuenca además del coste de su mantenimiento y de todos los costes añadidos de los canales y estructuras necesarias para el aprovechamiento hidraúlico del pantano, sin olvidarnos del canon de otros pantanos como Tranquera.

Mularroya puede suponer la ruina del pequeño y mediano agricultor y el enriquecimiento de las constructoras, las eléctricas y los grandes inversores que puedan pagar las concesiones. Esto es real y ya está pasando, en Brea de Aragón embargaron propiedades del sindicato de regantes por no poder hacer frente al canon de Maidevera que se ha ido multiplicando hasta no poder hacerle frente. La agricultura tradicional está condenada a desaparecer en nuestros pueblos.

¿pero dan buenas compensaciones a los afectados?

En todos los proyectos de embalsado y trasvases existe una gran presión para que los afectados no presenten problemas para la puesta en marcha de las obras, así que mediante grandes promesas y buenas palabras se intenta convencer de que su futuro será mejor con esos proyectos, o de lo contrario se verán empujados al aislamiento y el bloqueo de la administración cuya gestión en no pocas ocasiones controlan políticos más leales a sus intereses propios que no a los verdaderos intereses del pueblo. El futuro de los pueblos depende precisamente de la capacidad de conservación de sus recursos naturales.

La tierra, el agua, el patrimonio de un pueblo no se vende, ¡ se ama y se defiende!

¿pero hay alternativas a Mularroya?

Porque son necesarias unas buenas prácticas para evitar la grave contaminación de los acuíferos y porque cada vez los ríos y los acuíferos tienen menos agua mientras que las concesiones han aumentado y han sido mal gestionadas. Hay que poner en práctica sistemas de ahorro de agua, mejorar su gestión y control. El exceso de producciones lleva a la caída de los precios y a la crisis en el sector, factor entre otros de la ruina de algunas cooperativas frutícolas. Ha de haber un control de las producciones y de los gastos de producción. Mularroya no es la solución. Las soluciones vienen por:

* Mejora de la gestión y del control de los acuíferos, optimización de cultivos. * Balsas de regulación y pozos de emergencia en las cabeceras de las acequias. * Mejora del aprovechamiento de la huerta tradicional. * Modernización del regadío tradicional y nuevas técnicas de aprovechamiento hidrológico. * Se deben depurar y reciclar las aguas ¡todavía no hay depuradoras en el valle del Jalón! * Balsas y depósitos de agua depurada para usos industriales (donde estén las industrias). * Proyecto de agua de boca desde La Loteta. Aprovechamiento del canal imperial.

El pinar de Mularroya y el cauce natural del río Jalón y Grío son en si mismo una alternativa a la economía de la zona con todas las posibilidades de turismo natural , de deporte y de ocio. Actualmente existen hoteles, restaurantes, y pequeños negocios en su entorno que podían ser un motor económico complementario a la industria y a la agricultura.

¿ y hay afecciones ambientales?

Existen graves afecciones medioambientales y de posible riesgo para las vidas humanas. La destrucción 600 ha. de pinar clasificado ZEPA (zona especial protección de aves) y de varios LICS (lugares de interés comunitario). La construcción del azud de derivación, el túnel de 12 Km y trasvase del Jalón que no garantiza los caudales mínimos ecológicos de río en los 25 km de afección (también zona ZEPA de los cortados del Jalón) donde hay algunas especies de plantas y aves catalogadas como especialmente protegidas, supondría una grave afección de su habitat. Totalmente en contra de lo que dice la nueva directiva marco europea del agua.

La trasvase del río se sabe que puede perjudicar gravemente las aportaciones del Jalón al acuífero en su margen derecha, también la construcción del túnel podría afectar al acuífero del Frasno. De otra parte el estudio fija que la presa construída es de riesgo A, construída sobre una base de elementos calizos, por su gran tamaño se realiza con materiales sueltos. Se debe prever un plan de evacuación de los pueblos de Ricla y La Almunia, ya que en caso de rotura, la ola de rotura provocaría graves daños con riesgo de muertes humanas según el mismo proyecto.

Fuente: http://www.ecologistasenaccion.org/

1 comentario:

M.P. dijo...

Triste ver como van destruyendo nuestro pasado, te dejo este enlace para que veas mi pequeña aportación, no de denuncia, que de nada sirve, sino de sentimientos rotos por el "progreso"
http://elartedelsol.wordpress.com/