agosto 06, 2007

EXPO-2008 y los ríos.


Hoy he asistido a la concentración ciudadana convocada por diversas asociaciones en el Puente de Piedra de Zaragoza. La convocatoria ha sido, y es, con el objetivo de mostrar rechazo al proyecto de dragado del río Ebro en el tramo zaragozano que va desde Ranillas a Vadorrey y el rebaje de la cimentación en uno de los ojos de este puente. Actuaciones en el río y puente, todas ellas, impulsadas por el Ayuntamiento de Zaragoza y con el objetivo de posibilitar la navegación de unos tipos de barcos entre el nuevo azud instalado a la altura del barrio de Vadorrey y el meandro de Ranillas donde han instalado la Expo2008.

La urgencia de esta convocatoria ha estado motivada por las noticias de que esta misma semana piensan colocar ya las motas que servirán para desviar la corriente del río y poder iniciar las catas arqueológicas (dicen) y el rebaje de la solera del puente (catas arqueológicas a la vez que, algunos, ya casi se estarán probando el uniforme de gondolero para la Expo-2008 o algunos glamurosos barquichuelos de un metro de calado).

Y es que se están pasado. Se están pasando porque no es de recibo que, a estas alturas, con el nuevo pantano o azud chandrio en la desembocadura del río Huerva (por no llamarlo desagüe Huerva) ya casi terminado, nos presenten a los aragoneses y zaragozanos este problema del calado en el Ebro para la navegalidad de los nuevos barcos turísticos de la Expo como urgente e inexcusable y como si el estiaje que hoy mismo también tiene este río fuese una sorpresa o un nuevo descubrimiento hidráulico de ultima hora.

Y es que se están pasado. Se están pasando porque no es de recibo que, a estas alturas y con una nueva Cultura del Agua que debería, realmente, de haber presidido toda la actuaciones en la Expo-2008 para hacer creíble su ya publicitado y pesado slogan de “Agua y desarrollo sostenible” se siga apostando, realmente, por considerar al río Ebro un canal de un liquido llamado agua propiedad de la Expo2008 y que, por lo tanto, puedan hacer con el lo que les interese en cada momento atendiendo únicamente a espurios intereses incluido el puro y duro económico de unos u otros. Tal parece, a cambio, que la calidad del agua, y del río Ebro, sea lo de menos y que tampoco tenga mucha importancia que no sean aptas ni para el baño publico.

El que en un semestre del 2008 se pueda circular con barquitos de paseos turísticos entre la Expo y Vadorrey eso si, eso parece que es vital, urgente y que hay que hacer en, y con el río, lo que haga falta y como haga falta.

Y es que se están pasado. Bien estaba, de momento y a falta de una buena riada, que la Expo se haya instalado en el Dominio Publico Hidráulico y que los pelotazos urbanísticos que le acompañan y le rodean hayan sido, y sean, de categoría Internacional, bien estaba, pero es que se están pasado y ya da hasta vergüenza ajena. Y es que se han pasado de hacer barro y tapar el cauce del río con gravas.

Ni se les ha visto ni se les ve ningún respeto para con el río Ebro.

Un grupo de personas de los colectivos y asociaciones convocantes se han quedado hoy acampados bajo el Puente de Piedra y desde aquí vaya también mi apoyo y solidaridad con todos ellos.

Las asociaciones convocantes a esta concentración: Ansar, Apudepa, Aragón no se vende, las asociaciones de vecinos de La Magdalena, La Paz, Puente de Santiago-Actur y El Picarral, Ebro Vivo-Coagret, Ecologistas en Acción, Equipo Tricanthos y Fundación Nueva Cultura del Agua.

Mas información en: http://blog.sekano.org/

Pd. En la concentración también he coincidido con otras dos integrantes de la Plataforma en Defensa del Agua y la Tierra.


No hay comentarios: