mayo 02, 2013

Acta de las PNL paralización mina en las Cortes de Aragón

Proposiciones no de ley núms. 166/12 y 178/12, sobre la explotación minera de la localidad soriana de Borobia.
Diario de Sesiones de las Cortes de Aragón n°: 047 de Plenos (VIII Legislatura)
Intervinienen: Sada Beltrán, José Javier - Palacín Eltoro, Joaquin Antonio - Barrena Salces, Adolfo - Peribañez Peiro, Joaquín - Arciniega Arroyo, Teresa
21 de marzo de 2013


El señor PRESIDENTE: Pasamos al siguiente punto del orden del día: debate conjunto y votación separada de dos proposiciones no de ley, la número 166 y la número 178, sobre la misma cuestión, presentadas por el Grupo Parlamentario Socialista y el Grupo Parlamentario Chunta Aragonesista.

    El señor Sada puede hacer la primera intervención por tiempo de ocho minutos. 

Proposiciones no de ley núms. 166/12 y 178/12, sobre la explotación minera de la localidad soriana de Borobia.

    El señor diputado SADA BELTRÁN: Gracias, señor presidente.
    Yo creo que no va a llegar ni a ocho minutos.
    Esta iniciativa tiene un único objetivo —además, está el consejero del ramo—, tiene un único objetivo, que es impulsar al Gobierno. Pero, en este caso, el impulso al Gobierno no es con una actitud de impulsar porque no lo está haciendo o porque no lo ha hecho bien, sino simplemente impulsar por reforzar, porque se sienta reforzado en la posición, que ya dijo en una pregunta que era claramente contrario a la instalación de esa mina en Borobia. Por lo tanto, entiendan que el objetivo de esta iniciativa es impulsar al Gobierno, e impulsar en el sentido de reforzar la acción del Gobierno en su posición contraria a esta mina.
    Pero, además de esto, tiene que tener otros dos objetivos también que, aunque no son los fundamentales, también son importantes. Primer objetivo: que la Junta de Castilla y León perciba de nuevo que esto no ha cambiado en Aragón, que todo el Gobierno, todo el Parlamento, todas las fuerzas políticas en Aragón siguen estando clara y nítidamente en contra de esta instalación de la mina allí, pegado a nuestro Aragón. Y un segundo objetivo también, además de este, que sería también mandar a los ciudadanos, a los ciudadanos que están más afectados, que son los de la zona de las comarcas de Comunidad de Calatayud y del Aranda, pero también a todos los ciudadanos aragoneses en general, mandarles un mensaje de que en este tema seguimos teniendo un altísimo grado de consenso, prácticamente una unanimidad tanto política como también, en este caso, socialmente.
    Por lo tanto, vuelvo a repetir, hay un objetivo fundamental, que es el que se sienta reforzado e impulsarle para que siga actuando incluso más, con más ahínco en este tema, y dos objetivos también fundamentales: uno es el mandar a la Junta de Castilla y León este mensaje, y también a los ciudadanos.
    No voy a extenderme en las no bondades o maldades de esta mina. Yo creo que han sido múltiples las iniciativas que desde el 2005 se han debatido en esta Cámara, tanto en Pleno como en comisión, y yo creo que todos los diputados somos conocedores de la realidad de esta mina. Sí que me gustaría incidir en algunas cuestiones. Desde luego, desde el 2005, el anterior Gobierno ya hizo múltiples gestiones, y, ahora, el que es el portavoz actualmente del Partido Aragonés tuvo una actuación, desde luego, potente y sin ningún género de dudas muy activa en contra de la instalación de esta mina. Fueran múltiples las gestiones que se realizaron por el anterior Gobierno en contra, presentándose con escritos, alegaciones, cuestiones jurídicas, etcétera; la verdad —tenemos que decir—, con muy poco éxito, señor Lobón. Esperemos que, desde luego, en estos momentos podamos tener más éxito.
    Yo creo que, simplemente por resumir muy brevemente... Desde el año 2005, que usted sabe que, aunque era anterior, cuando salta la noticia es a partir del 2005, en Aragón, todos (municipios, comarcas, partidos políticos, la diputación provincial, el Gobierno de Aragón, todos los técnicos que se hayan consultado) no han tenido la menor dudad en tener una posición clara y contundente contraria a la instalación de esta mina. ¿Por qué? Porque, por resumir, esta mina es una mina a cielo abierto, con grandes trincheras hacia abajo que es imposible pensar que no toquen los acuíferos, que son abundantes y que tocan a cuatro ríos, nacen de ahí. Es imposible. Hasta los técnicos, en el informe propio de la mina viene que sí que va a tener cierta afección, aunque planteen algunas soluciones que, como usted sabe, son más que dudosas desde el punto de vista técnico. Por lo tanto, es impensable que no pueda afectar a cuatro acuíferos, a los acuíferos que dan tanto al Manubles, al Ribota, al Aranda y al Isuela. Esos son los cuatro ríos que se afectan, y las dos comarcas. Treinta municipios afectados. Y afectados no solamente paisajísticamente, en cuanto a la belleza de los ríos; no solamente medioambientalmente, en cuanto a la conservación de la flora y fauna de esos ríos, sino que esos ríos son fuentes de riqueza para una zona que, por desgracia, los que vivimos en ella no andamos sobrados de fuentes de riqueza, más que la agricultura y pocas cuestiones más, y el turismo. Por lo tanto, estos ríos, no es por la necesidad de preservarlos, no es solo por el efecto paisajístico, por el efecto medioambiental, sino también por el puro efecto económico de riqueza en una zona que cada vez, por desgracia, está más despoblada.
    Pero es que a ese perjuicio se le une también otro del que casi nadie habla, que es el de la transformación. La transformación de ese mineral, desde luego, no es sin perjuicio medioambiental: mucha partícula en suspensión, partícula con complicaciones medioambientales graves. Y es curioso que digan que no tiene efectos, pero, sin embargo, donde estaban instalados en Navarra no les han prorrogado la concesión, han preferido, aquellos que ya lo conocen, que se vayan fuera de donde han estado hasta ahora; y, sin embargo, nos quieren hacer tragar a nosotros que no tiene ningún efecto medioambiental. Por lo tanto, tiene efectos medioambientales la propia explotación, pero también la propia transformación que posteriormente llegará.
    Y hace un año, que es lo que nos engañó casi a todos, algunos pensaron —nosotros, no; ya se lo adelanto, y lo dijimos— que, con una pequeña victoria jurídica, esto estaba parado. Nada más lejos de la realidad; primero, porque la empresa seguía insistiendo, pero sobre todo —y lo que es más preocupante— porque la Junta de Castilla y León nos tiene muy acostumbrados a usar la franja rayana con Aragón para poner todo tipo de instalaciones que a ellos les pueden beneficiar un poquito, pero que a Aragón le puede perjudicar bastante. No me quiero remitir a cuestiones de hace mucho años, como alguna incineradora pegada a la zona de Ariza u otras instalaciones que siempre han mantenido. Pero, desde luego, lo que está claro es que esta mina tiene un efecto gravísimo en una parte importantísima del territorio de Aragón, no al territorio de Castilla y León; Castilla y León tiene una afección, algunos municipios importantes, pero, desde luego, donde tiene su mayor afección es en el caso de Aragón.
    Por lo tanto, esta iniciativa, que ya le adelanto además —y ahora ya, si quiere, lo puedo proponer— que vamos a hacerla de forma conjunta con Chunta Aragonesista, lo único que pretende es volver a mostrar la unanimidad de este Parlamento, impulsarle al Gobierno para que el Gobierno se sienta más reforzado y lo que dijo usted, señor Lobón, de que seguiría este tema y batallaría este tema por tierra, mar y aire, desde luego, se haga realidad y podamos impedir entre todos que esta mina se ponga... [corte automático del sonido] ... y afectar gravemente a Aragón.
    Le adelanto ya —diez segundos— que hemos llegado a un acuerdo para proponer una sola iniciativa, en la cual el primer punto sería el punto que propone el Grupo Chunta Aragonesista; el segundo punto de Chunta Aragonesista se cambiaría por el punto único nuestro, y el tercer punto se mantendría también, el punto tres de Chunta Aragonesista.
    Nada más, y muchas gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Sada.
    El Grupo Parlamentario Chunta Aragonesista. El señor Palacín puede intervenir por tiempo de ocho minutos.

    El señor diputado PALACÍN ELTORO: Gracias, señor presidente.
    Hoy presentamos una proposición no de ley sobre la mina a cielo abierto de Borobia, una iniciativa que presentamos el pasado mes de mayo del año 2012, que pensábamos que, con las noticias que tuvimos durante el mes de julio de ese mismo año, no íbamos a tener que traer a estas Cortes, pero estaba claro que las noticias buenas duraron muy poco tiempo. Una proposición no de ley sobre un tema sobre el que estas Cortes ya se han pronunciado por unanimidad en varias ocasiones, oponiéndose a este proyecto (por primera vez, en el año 2005; posteriormente, en el año 2009, por una propuesta de Chunta Aragonesista).
    Estamos hablando de un proyecto de explotación minera de magnesitas que se ubicaría en la localidad soriana de Borobia, que linda con las comarcas aragonesas de Calatayud y del Aranda. Este proyecto ha contado con una firme oposición popular, desde asociaciones, organizaciones ecologistas, partidos políticos, sindicatos, que llevan tiempo oponiéndose a este proyecto, que han presentado alegaciones, además de, por supuesto, la oposición de instituciones como pueden ser estas Cortes o los ayuntamientos afectados, desde que se conocieron precisamente los graves efectos que podrían verse afectados, tanto naturales como humanos, no solamente en la localidad soriana de Borobia, también en la localidad vecina de Ciria, sino que tendría serias consecuencias hidrogeológicas, ambientales y socioeconómicas para las poblaciones que se encuentran a orillas o en las riberas de los ríos Manubles, Ribota, Aranda e Isuela, en la cuenca del río Jalón, ya que la mina se encuentra en la zona del nacimiento de los citados ríos. Por lo tanto, la explotación de esta mina podría afectar a los acuíferos que nutren a los ríos de la zona y, en este caso, a las dos comarcas aragonesas que he comentado anteriormente, el Aranda y la Comunidad de Calatayud.
    Todo lo relacionado con esta explotación minera se ha hecho con un total oscurantismo hacia el territorio por parte de la empresa. También podríamos decir que incluso la Junta de Castilla y León ha actuado con ese oscurantismo. Por lo que sabemos, no se ha mostrado nunca demasiado colaboradora con el Gobierno de Aragón. Un proceso que, además, se alarga ya muchos años; que últimamente se ha vuelto a reactivar, pese a que, como comentaba al principio, el pasado 4 de julio del año 2012 no se admitían las solicitudes de concesión y se cancelaban las inscripciones de los derechos mineros solicitados por la empresa —por lo menos, así nos lo comunicaba la propia Junta de Castilla y León—. Sin embargo, el pasado 5 de diciembre de 2012 nos encontrábamos con que se admitía de forma definitiva la concesión de explotación minera San Pablo, cuyo titular es la empresa Magnesitas y Dolomías de Borobia, Sociedad Limitada. Todo esto fue publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León, algo que además pensamos que ha pasado con cierto silencio en Aragón.
    A finales de febrero, la empresa extractora y la Junta de Castilla y León acudieron para llevar a cabo la delimitación de las tierras privadas donde se pretende abrir la mina, un acto que, además, a muchos de los interesados ni siquiera se les había comunicado ese trámite, y, debido a la oposición popular y a alguna otra razón, se tuvo que suspender.
    Como decía, nos hubiese gustado que a finales del año pasado hubiese habido una respuesta más contundente por parte del Gobierno de Aragón, como ya sucedió en el mes de mayo en la reunión que tuvieron con los afectados. Pensamos que es bueno —y eso pretendemos con esta iniciativa— que se mantenga la unidad de esta Cortes para defender un territorio que puede ser afectado, como decía, en su parte medioambiental, pero también con afecciones a las personas que habitan en ese territorio.
    Hemos llegado a un acuerdo con el Partido Socialista para presentar una única iniciativa, y esperemos que salga con la unanimidad de todos los grupos para poder lanzar ese mensaje a la sociedad, lanzar ese mensaje también a la Junta de Castilla y León y, por supuesto, para continuar con el trabajo que ya se empezó en el año 2005.
    Muchas gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Palacín.
    Pasamos al turno de grupos no enmendantes. Perdón, no proponentes.
    No ha habido enmiendas.
    Empezamos por Izquierda Unida de Aragón. Señor Barrena, tiene la palabra.

    El señor diputado BARRENA SALCES: Gracias, señor presidente.
    Señorías.
    Este es un tema que en esta Cámara ya en la pasada legislatura tuvimos ocasión y oportunidad de hablar de él. Era en los momentos en los cuales se conocía la pretensión de una empresa de implantar —es verdad que en un municipio soriano— una explotación minera, pero ciertamente, dado que es justo en el límite con la Comunidad de Aragón, tal y como han señalado quienes antes me han precedido en el uso de la palabra en esta tribuna, afectaba grave y seriamente a nuestro territorio, especialmente puesto que repercutía sobre las cabeceras de ríos que vierten al Jalón, pero que ciertamente tienen impacto especialmente en la comarca de Calatayud. Y, en ese sentido, ya desde que se conoció el proyecto, una coordinadora ciudadana, una coordinadora de municipios y de alcaldes ha expresado claramente su oposición y ha instado a las diferentes administraciones a que el proyecto se paralizara y, sobre todo, a que no se permitiera, como parece que era el interés de la Junta de Comunidades de Castilla y León, plantear la autorización para esta explotación.
    Ya en el 2005 votamos más de una iniciativa. Salió por unanimidad. Las dos proposiciones no de ley que votamos aluden a ese consenso que había en esta Cámara de defender el territorio, de defender el medio ambiente, de defender el agua, de defender la comarca de Calatayud, especialmente afectada, y la verdad es que, en ese sentido, Izquierda Unida sigue manteniendo la oposición a este proyecto, sigue trabajando en el consenso que se había planteado y, por lo tanto, sigue apoyando las iniciativas que van a buscar, ciertamente, evitar el deterioro ambiental que supone el volver a situar los intereses económicos por encima del interés general; y en ese sentido nos parece razonable y, por lo tanto, vamos a apoyar, independientemente de que al final se produzca una única votación o no, vamos a apoyar estas iniciativas porque el planteamiento sigue siendo el mismo. Con la salud no se puede jugar, con un recurso fundamental y básico como es el agua no se puede jugar, y, en ese contexto, la llamada es clara a mantener, al menos aquí en Aragón, la unidad en la oposición a este proyecto y, así, tal y como aparece en uno de los puntos de una de las proposiciones no de ley, trasladar esta oposición a quien corresponda. Y, evidentemente, a quien corresponde es a la Junta de Castilla y León, pero es, evidentemente, también a las demás instancias que tienen algo que ver en este tema.
    Por lo tanto, señorías, más allá de si al final son una o dos las iniciativas que se votan, el voto de Izquierda Unida va a ser favorable.
    Gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Barrena.
    Ahora sí, el Grupo del Partido Aragonés. Señor Peribáñez, puede intervenir por tiempo de cinco minutos.

    El señor diputado PERIBÁÑEZ PEIRÓ: Gracias, señor presidente.
    Señorías.
    Debatimos dos iniciativas que al final parece ser que van a ser una solo. Como decía el portavoz de Izquierda Unida, da igual porque el contenido es el mismo. Por lo tanto, este grupo parlamentario también las va a apoyar. Decía que debatimos dos iniciativas del Grupo Socialista y de CHA en las que, a modo de resumen, se nos viene a decir, se nos viene a proponer a este Parlamento que nos pronunciemos sobre la protección medioambiental en Aragón. Lo cierto es que no es una novedad la preocupación de Aragón por la explotación minera en la vecina localidad de Borobia.
    Desde el 2005, como decía el señor Sada, se han venido formulando preguntas, proposiciones no de ley, comparecencia en la Comisión de Peticiones y Derechos Humanos... Todas ellas han tenido un mismo objetivo, una misma finalidad, y no ha sido otra que mostrar de forma unánime el rechazo al proyecto de explotación minera a cielo abierto en Borobia. Un proyecto ubicado en un paisaje muy a tener en cuenta, en el nacimiento del río Manubles, y varios manantiales más de agua en la vecina comunidad autónoma. Pero yo creo que la comunidad realmente afectada es la de Aragón, donde tendría consecuencias para varios municipios aragoneses en las comarcas de Aranda y Calatayud en temas hidrogeológicos, ambientales y socioeconómicos. Hay allí una serie de afluentes, una serie de ríos que, debido al importante componente químico de la magnetita y debido a la explotación a cielo abierto, la contaminación de los acuíferos sería muy sencilla, además de causar un daño importantísimo al paisaje.
    Yo quiero imaginar, cosa que por otra parte es bastante sencillo, que esto es conocido por el ministerio, porque además autoriza el permiso de investigación en la zona y tiene la declaración de impacto ambiental favorable por parte de la Junta de Castilla y León. Parece ser que nos les preocupa demasiado; nos preocupa más a nosotros, que estamos en una zona limítrofe. Y a partir de esa fecha, del año 2005, como decía, el Gobierno de Aragón se ha puesto en marcha, ha sido prudente y ha llevado a cabo todas las alegaciones medioambientales que han sido posibles en el trámite de evaluación de impacto ambiental, en el trámite de concesión de la explotación minera ante la Confederación Hidrográfica del Ebro o ante la propia Comisión Europea.
    Ya manifestó el consejero en un Pleno de abril del año anterior su contundencia a la hora de rechazar esta situación. También dijo, y es así, que iba a dar continuidad a esa propuesta, a esa contundencia de rechazar que venía de la legislatura anterior. En cualquier caso, con independencia del rechazo, el Gobierno de Aragón no ha estado cruzado de brazos, y, por tanto, en julio, la Junta de Castilla y León ya le comunica, como parte interesada, la resolución donde se inadmite la concesión de la explotación, la publicación del boletín oficial de su provincia de fecha 21 de noviembre sobre el proyecto de explotación y el plan de restauración, aquellos terrenos que fueron declarados francos, y también comunica la realización del acto de confrontación sobre el terreno para la reclamación de la concesión de explotación. En definitiva, un nivel de oposición importantísimo, que ha conseguido por parte de todos que haya voces que exterioricen la realidad de estas acciones importantísimas que se pueden originar.
    Si nos cargamos, en definitiva, el medio ambiente que tenemos en el medio rural, indudablemente conseguiremos un nivel todavía más importante de despoblación en el medio rural. Y hay que tener en cuenta que esta población que existe en el medio rural es básica para el mantenimiento y el cuidado del medio ambiente.
    Creo que es importante mandar ese mensaje de contundencia y de unidad a la Junta de Castilla y León. Debemos mandar también ese mensaje a los ciudadanos del consenso de este Parlamento aragonés, no solo político, sino también social. Y, en definitiva, este grupo parlamentario, una vez más, va a votar a favor de esta iniciativa como demostración de la defensa no solo medioambiental, sino también de los vecinos, porque también hay que protegerlos de estas situaciones. Con independencia de que sean una iniciativa o dos, los puntos y los contenidos van a ser los mismos; por lo tanto, este grupo parlamentario... [Corte automático del sonido.]

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Peribáñez.
    El Grupo Parlamentario Popular. La señora Arciniega, por tiempo de cinco minutos, tiene la palabra.

    La señora diputada ARCINIEGA ARROYO: Gracias, señor presidente.
    He de decir que al principio sí que estaba un poco sorprendida porque no entendía muy bien cuál era el espíritu de estas dos PNL, porque compartíamos tanto la exposición de motivos como la demanda que en ellas dos se hacía. Entonces, el señor Sada nos ha aclarado perfectamente cuál es: es el dar más ánimo al Gobierno, manifestar ese mensaje de unanimidad que debemos mantener, que hemos mantenido. El Partido Popular, junto con los demás partidos, ha estado en este asunto al lado de los habitantes, que en nuestra opinión es uno de los aspectos más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de defender este tipo de iniciativas. Hemos sido conscientes tanto con este Gobierno como con el Gobierno anterior de la importancia de las repercusiones negativas que iba a tener la explotación de esta mina en la zona, porque tiene repercusiones presentes y repercusiones futuras.
    Entonces, en este sentido, el Gobierno de Aragón ha estado durante este tiempo, en la personas del consejero Lobón, ha estado tomando todas las acciones pertinentes, necesarias para evitar la explotación de la mina (acciones tanto personales como acciones administrativas, acciones tanto políticas como acciones también jurídicas); y, además, las tomará también en el futuro si no se consigue el objetivo de paralizar definitivamente, porque creo que era la última frase de la PNL que decía «la paralización definitiva de esta mina». Yo creo que este es el objetivo que nos debemos marcar tanto desde este Parlamento como desde el Gobierno de Aragón. Y es verdad que también el Gobierno ha reconocido, en la persona del anterior consejero, todas las labores que se hicieron para que este asunto fuera adelante.
    Con esto, a mí les decía que me sorprendía precisamente el que se hubiera presentado esta iniciativa. Pero he de decir que en este momento me ha parecido muy oportuna, me alegro de que se presente y me alegro de que podamos transmitir tanto a los habitantes de la zona como a la Junta de Castilla y León cuál es el propósito de la PNL y cuáles son el objetivo y las acciones que se tomarán por parte del Gobierno. Y, además, quiero decir que en un tema en el que no solamente está afectada una comunidad, sino que están afectadas más de una comunidad autónoma, en el territorio de Aragón directamente, porque la mina está debajo de un acuífero donde nacen los ríos de la zona esta —unos ríos que son importantes tanto a nivel agrícola como también a nivel de dar vida a la zona esta—, debería ser otro tribunal o debería ser otra Administración la que dictaminase la evaluación de impacto ambiental. Saben que se está en ello, que se seguirá actuando para reforzar en esta materia.
    Y, finalmente, yo creo que lo que hemos de transmitir es que el Gobierno de Aragón, tanto este Gobierno presente como el Gobierno anterior, como si hubiese otro Gobierno futuro, debemos mantenernos unidos en la defensa del territorio en esta cuestión y en tantas otras que tengan el mismo sentido y el mismo significado.
    A todos nos parece total y absolutamente razonable defender que no se pueden hacer tropelías medioambientalmente, que tienen consecuencias para el presente, como decía, y para el futuro cuando estas explotaciones afectan tan directamente a unos acuíferos que después van a repercutir en la zona tanto a nivel agrícola como para los usos. Y que, desde luego, la población tampoco se sienta aislada. Han estado todos los alcaldes de la zona, independientemente del partido por el que fueron elegidos, han estado unidos, han estado respaldados por el Gobierno de Aragón, han estado respaldados por la Diputación Provincial de Zaragoza y han estado respaldados por todas aquellas instituciones a las que se les ha pedido, porque nos parece que eso es lo que hay que hacer.
    Entonces, nuestro voto va a ser afirmativo en consecuencia con estos argumentos. Era afirmativo cuando estaba planteada como dos proposiciones no de ley con tres puntos una de ellas y otro punto otra de ellas, y también nos parece totalmente razonable defenderla y apoyarla en la forma en la que el Partido Socialista y el partido Chunta Aragonesista han llegado a un acuerdo, y a todos también nos ha parecido totalmente razonable. Por eso nuestro voto será totalmente a favor de esta iniciativa.
    Muchas gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Arciniega.
    Entiendo que los grupos parlamentarios proponentes han hecho ya sus propuestas en relación con la fusión de ambas mociones —señor Sada, que no me está atendiendo—. Digo que entiendo que los grupos parlamentarios proponentes han hecho ya sus propuestas en relación con la fusión de ambas proposiciones y que no hay oposición por ningún grupo. En consecuencia, si les parece, podemos someter a votación en los términos explicados por el señor Sada en su momento los términos de la proposición.
    Señorías, comienza la votación. Finaliza la votación. Votos emitidos, sesenta y tres; a favor, sesenta y tres. Se aprueba por unanimidad de la Cámara.
    Y pasamos a un breve turno —espero— de explicación de voto.
    ¿Señor Barrena? ¿No va a intervenir? ¿Sí? ¿Va a hacerlo?

    El señor diputado BARRENA SALCES [desde el escaño]: Gracias, señor presidente.
    Expresar la satisfacción de Izquierda Unida y agradecer el voto favorable de todos los grupos de la Cámara porque es un mensaje importante el que desde aquí sale para todos los ciudadanos y ciudadanas de aquella comarca, para todos los municipios, para la Plataforma en Defensa de la Tierra y, en definitiva, para quienes están oponiéndose a este proyecto. Gracias, señorías. Y la verdad es que nos congratulamos de seguir manteniendo la unidad de acción para enfrentarnos a ese proyecto.
    Gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Barrena.
    Señor Palacín, puede intervenir.

    El señor diputado PALACÍN ELTORO [desde el escaño]: Sí, muy breve.
    Para agradecer a todos los grupos que hayan votado de forma afirmativa a esta proposición no de ley. Es importante que sigamos manteniendo la unanimidad contra este proyecto, un proyecto agresivo contra el territorio, agresivo contra los ciudadanos que lo habitan, y también para lanzarle el mensaje a la Junta de Castilla y León de que estas Cortes están en contra de este proyecto.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Palacín.
    ¿Señor Peribáñez? No va a intervenir.
    ¿Señor Sada? Puede hacerlo.

    El señor diputado SADA BELTRÁN [desde el escaño]: Simplemente para agradecer el voto afirmativo y el que hayamos podido, de nuevo, llegar a un acuerdo unánime en esta Cámara con los objetivos que comentaba antes de impulsar y reforzar al Gobierno en esta batalla contra la Junta de Castilla y León, pero también mandar un mensaje tanto a la Junta de Castilla y León como a los ciudadanos afectados de la zona. Y dar las gracias en nombre de mi grupo y en nombre personal, porque yo, desde luego, cada día que me levanto, me levanto viendo uno de estos ríos, que es el Manubles. Por lo tanto, en el doble sentido, político y personal, les agradezco mucho este voto afirmativo.
    Nada más, y muchas gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señor Sada.
    Señora Arciniega, puede intervenir.

    La señora diputada ARCINIEGA ARROYO [desde el escaño]: Sí, muy brevemente.
    Muchas gracias.
    Simplemente decir que yo también me alegro de haber votado unánimemente en esta iniciativa; que el Gobierno, desde luego, se opone rotundamente a este proyecto y que llevará a cabo todas las acciones necesarias para que se mantenga de esta manera.
    Muchas gracias.

    El señor PRESIDENTE: Gracias, señora Arciniega. 


Fuente: http://bases.cortesaragon.es/

Más información:  http://aguamanubles.blogspot.com.es/2013/03/aragon-por-unanimidad-no-la-mina-de.html



No hay comentarios: