marzo 14, 2013

N.P. PCAS, marzo 2013.

PARA EL PARTIDO CASTELLANO (PCAS) LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN ES UN INSTRUMENTO EN MANOS DE LA EMPRESA MINERA QUE PRETENDE ABRIR UNA MINA EN BOROBIA (SORIA). (MARZO 2013).

Ayer 11 de marzo, varias dotaciones de la Guardia Civil obligaron a propietarios de tierras en el paraje El Tablado de Borobia (Soria), afectadas por la mina que se pretende abrir en Borobia, a dejar libre el camino, también privado, para que entrara en sus propiedades la empresa minera MAGNA (Magnesitas de Navarra) y el representante de la Junta de Castilla y León, de la sección de minas de Soria, Fernando Muñiz.

Los propietarios habían dejado sus vehículos en un camino de su propiedad para que no pasaran personas ajenas a la misma. Tanto propietarios como organizaciones sociales habían sido convocados por la Junta de Castilla y León para proceder a delimitar las 480 hectáreas del terreno que codicia la empresa minera para abrir dicha explotación.

Hay que tener en cuenta que la parcela donde pretende abrir la mina es en su totalidad propiedad privada, al igual que los caminos que se encuentran en ella y los propietarios no han autorizado ni a la empresa minera ni a la administración de Castilla y León a entrar y/o transitar por sus propiedades. Para el PARTIDO CASTELLANO (PCAS), “el acto de demarcación que se llevó a cabo ayer es nulo ya que hay numerosos interesados a los que la Junta de Castilla y León no ha notificado el mismo”.

A la suspensión por la nevada de hace tres semanas ahora hay que rañadir el mal estado de los caminos de acceso, que estaban prácticamente intransitables a causa de la nieve y la lluvia caída. Los vehículos han accedido con muchísima dificultad.

Los propietarios, agricultores y ganaderos, además de jubilados muchos de ellos mayores de 80 años, ayudados de bastones para caminar, se movían con dificultad ya que además del barro y agua en el suelo estaba lloviendo.

Los asistentes llevaban carteles-sobre donde se podía leer “MINA NO” y otros contra la privatización del agua y los ríos.

La zona es alta montaña, en el límite con el Parque Natural del Moncayo y cabecera de cuenca y en ella nace el río Manubles, afluente del Jalón. Allí se encuentran varias fuentes de agua de boca que abastecen a Borobia, a demás de numerosos barrancos y arroyos o acequias tributarios del Manubles que bajaban con mucho caudal de agua. Del acuífero situado allí nacen los ríos Manubles, Aranda, Isuela, Ribota y Caraban, afluentes del Jalón. De las aguas de estos ríos beben y riegan en los habitantes de as comarcas del Aranda y de Calatayud. “Se trata de una zona protegida por Directiva Comunitaria porque allí se encuentra agua para consumo humano”, manifestaron los responsables del PARTIDO CASTELLANO (PCAS).

Precisamente en la parcela donde se proyecta abrir la mina de magnesitas a cielo abierto se ha situado el epicentro del terremoto que sacudió Borobia en la madrugada del 3 de febrero de este año. Los efectos del mismo se sintieron en las localidades de Borobia, Beratón, Ciria, Ólvega, Agreda o Noviercas, en la provincia de Soria, y Jarque o Calcena en la provincia de Zaragoza.

El rechazo a la mina de Borobia es constante desde el año 2000 cuando el Ayuntamiento de Borobia convocó una consulta popular y el 89% de los borobianos se manifestó contrario a la apertura de la mina. Desde entonces se han opuesto al ese proyecto tanto las Cortes de Aragón como el Gobierno de Aragón, la Diputación Provincial de Zaragoza y la Coordinadora de Municipios Afectados (más de 30 tanto en Aragón como en la provincia de Soria), numerosos colectivos ecologistas y culturales y numerosos personas particulares. Se han entregado más de 12.000 firmas rechazando el proyecto, en la Junta de Castilla y León, la Diputación General de Aragón, el Ministerio de Medio Ambiente y el Ministerio de Sanidad.

No obstante, desde entonces las amenazas y el acoso es constante hacía las personas contrarias a la mina, incluidos los representantes del PARTIDO CASTELLANO (PCAS), una situación propia de sicarios y matones a suelto.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

buenos días,

si entiendo bien el PCAS encubriendose en quimeras medio ambientales defiende a los propietarios antes que a la clase trabajadora.... Donde vamos

salud

Ricardo dijo...

¿Eso has entendido de la nota de prensa?. Pues entonces no tiene ya remedio........ Si si. Tienes toda la razón. El PCAS según se desprende en ese comunicado defiende a los capitalistas terratenientes del Tablado en vez de, como debería, defender al pobre trabajador de Magnesitas que con su furgoneta (es la que se ve en las fotos verdad) acudiria a la demarcación de la mina enviado por su empresa, la Cooperativa Laboral Magna (filial de la Cooperativa Laboral Roullier&Magnesites). Ya te digo..., muy mal por parte del PCAS.