marzo 14, 2013

La Licencia Social

La última nota de prensa del Partido Castellano PCAS sobre la mina se Borobia contiene algunos conceptos muy interesantes, como por ejemplo: Utilización de Instituciones Públicas para proyectos mineros privados, consultas populares, firmas en contra, alegaciones en contra y, lo más importante, la escasa licencia social que tiene este proyecto minero. O, como podemos ver en ella por los datos objetivos que aporta,   que si la empresa minera quieren llevar su proyecto minero adelante tendrán que enfrentarse, con el proyecto, a sucesivos pleitos juridicos  y recurrir a la expropiación de los terrenos y otros derechos de la gran mayoría de sus legítimos propietarios.

Para los proyectos mineros, se denomina Licencia Social a la licencia que, en diferentes grados, es otorgada, o no, por las comunidades sociales de los territorios o bienes afectados por el proyecto, a la empresa extractora o promotora.  Y para ellas, para las empresas mineras, esta es, junto con la concesión de explotación, una de las licencias más importantes y las empresas mineras, que son muy conscientes de ello,  invierten en ella grandes cantidades de dinero, tiempo y medios, y licencia que necesitan, inexcusablemente y por lo menos, en su mínimo grado, el de aceptación,  para que su proyecto cuente con algún futuro y aunque sea  solo a corto plazo.

Esta licencia no es, formal y actualmente, y ni en España ni en los países social y económicamente del tercer mundo, un requisito oficial. Aquí, en España, y solo en algunos de los aspectos de esa licencia, e indirectamente, debería de contemplarse en la Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos y en el llamado "grado de aceptación social del proyecto", pero al final, como podemos ver por ejemplo en la Declaración de Impacto Ambiental de la mina de Borobia, directa y oficialmente,  ni aun en esa escasa parte de la licencia Social existe, aunque, extra-oficialmente algunas instituciones públicas si se utilicen en su logro.

Aparentemente, solo aparentemente, esa licencia social no existe o no es necearía, ya que, mientras oficialmente en la Evaluación de Impacto Ambiental no parece existir o no se tiene en consideración y los impactos y afecciones  se maquillan, realmente, y mientras dura toda la tramitación oficial de todos los otros expedientes, licencias y concesiones que a la empresa extractora le son oficialmente necesarios para su proyecto minero, y aun después, sus ayudantes institucionales, y ya sea mediante  torneos de pelota por la zona, como en el caso del anunciado de la Diputación de Soria&Magnesitas, o con contratos de colaboración, como el caso del Ayuntamiento de Borobia&Magnesitas, o con Magnas merendolas con chorizos de Olvega o colaboraciones en fiestas populares, realmente de lo que se trata es de ayudar  a la empresa minera a conseguir, también, esa importantísima Licencia Social que les es tan necesaria para su proyecto.

Los grados en que se puede dividir esa Licencia Social, y tanto de manera general  como también en la manera en que los diferentes agentes sociales, o políticos, se implican en ella, y de menos a más licencia, son:

  1. Rechazo (NO de ninguna de las maneras)
  2. Aceptación (Bueno......si no hay más remedio,....  puede que algo me toque)
  3. Aprobación (Mucho bueno, y algo se descolgará)
  4. Copropiedad (desde 2009 Ayuntamiento de Borobia)

En el año 2000, y en consulta popular realizada por el Ayuntamiento de Borobia, el pueblo dijo, en un 87%  que: "NO A LA MINA  DE BOROBIA". Ahora, 2013 y pasados ya 12 años, ni se han atrevido a repetir la consulta en Borobia y es que la Licencia Social a este proyecto minero, y por mucho que  a la empresa minera le han ayudado ya algunas instituciones públicas, como las mencionadas y otr@s, y la empresa haya promovido cursillos mineros en hoteles, visitas a oficinas mineras y fiestas varias, y prometido multiples beneficios y regalos, la Licencia Social  que tiene actualmente este proyecto de la mina de Borobia, y atendiendo a los indicadores físicos que determinan esos grados de la Licencia Social, esta es, mayoritariamente, de RECHAZO y, muy minoritariamente, y en diferentes grados, del resto. Y ese grado de rechazo  después de todas las presuntas ayudas públicas recibidas por la empresa minera, dádivas y promesas que ella ha realizado,  y que todavía no han llegado a las expropiaciones de terrenos y de derechos en el Tablado y realmente a molestar y contaminar con una de las partes del proyecto real y a que la empresa minera planteé oficialmente la cementera de magnesita que prácticamente adosará a la mina y a sus graves afecciones.

Ricardo Martínez

No hay comentarios: