marzo 23, 2011

Día Mundial de Leches

Ayer, por la resolución adoptada en diciembre de 1992 en la Asamblea General de las Naciones Unidas, era el Día Mundial del Agua. Los dos patitos de marzo, Día Mundial del Agua según la ONU.

Pero aunque la ONU le dediquen un día al año al agua, tan inútil es la labor de las Naciones Unidas en la protección del agua dulce del planeta, aproximadamente el 2% del total, o la del agua salada, como su labor para mantener la paz, la seguridad y cooperación internacional que desde su fundación en 1945 tiene encomendado.

En la resolución de conflictos armados en el planeta, de los 192 naciones que forman actualmente la ONU, son únicamente los 15 países que forman el llamado Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas los que mandan y deciden. 10 de esos 15 son los que han decidido ahora, y de momento, bombardear otro país que tiene petroleo, gas, y uno de los mayores acuíferos de agua fósil del planeta. Mucha democracia en la ONU, o utilidad, no se ha conseguido en los asuntos importantes, y en la conservación y el desarrollo de los recursos hídricos. Lo que hasta ahora han conseguido con el agua, fuente ya de conflictos armados, es emplearla también como florero mientras miles de niños y adultos mueren diariamente en el planeta por falta de agua potable y por las bombas que humanitariamente les enviamos a gastos y portes debidos.

El agua del planeta, la dulce y la salada, y cada día que pasa, esta cada vez esta más contaminada y más contaminada por el vertido de acciones y sustancias muy peligrosas para la vida en el planeta y en beneficio del capitalismo. Diariamente en el planeta hay grandes vertidos de desidia y abandono a favor de las grandes multinacionales económicas con asiento VIP en la ONU.

Hay grandes vertidos de petroleo, como el ocurrido últimamente desde el 20 de abril 2010 en el Golfo de México desde la plataforma petrolífera Deepwater Horizon de BP que llego a tener una extensión como la ocupada por Aragón y Cataluña juntas.

Y grandes vertidos de sustancias radiactivas, grandes vertidos de contaminación térmica, grandes vertidos de productos agrotóxicos, grandes vertidos de metales pesados, aceites y toda clases de productos químicos de síntesis producidos en las poblaciones humanas del llamado primer mundo y en desarrollo, y en sus industrias, y tanto al agua en su ciclo de fase gaseosa como al agua superficial y subterránea.

Si, ayer era el día en que la ONU se lavaba otra vez la cara y contaminaba un poco más, y un año más, toda el agua del planeta.

Ricardo Martinez

No hay comentarios: