junio 18, 2010

La CHE le da el OK a la mina de Borobia

Vía libre a la mina tras cuatro años de trámites y una dura oposición vecinal
La empresa que desde 2008 lidera el proyecto compromete siete millones en una primera fase

N.Z.

Tras cuatro años de tramitación, dos de ellos liderados por la empresa Magnesitas y Dolomías de Borobia SL, la mina de Borobia obtuvo ayer el respaldo que necesitaba para su impulso definitivo. La Comisión Territorial de Prevención Ambiental, reunida ayer por la mañana bajo la presidencia del delegado territorial, Carlos de la Casa, aceptó por unanimidad la propuesta de la ponencia técnica de declaración de impacto ambiental (DIA) del proyecto de actividad extractiva y transformadora de magnesitas en la explotación San Pablo, la mina que Magnesitas y Dolomías de Borobia, SL (filial de la empresa navarra Magna) proyecta en la Sierra del Tablado.
El paso de ayer supone un punto de inflexión definitivo para la iniciativa que lleva años en cartera y que ha contado hasta ahora con una fuerte oposición social. No obstante, todavía no es definitivo y deberá contar con la firma de la consejera de Medio Ambiente de la Junta, María Jesús Ruiz, para poder seguir adelante.

Pendiente de la firma de Ruiz
Al respecto de este asunto, cabe señalar que el acuerdo de la Comisión adoptado ayer (aceptación de la ponencia técnica de la DIA) deberá trasladarse ahora a la consejera para que, si procede, dicte la correspondiente resolución de Declaración de Impacto Ambiental. Aunque es previsible que la consejera se pronuncie en la misma línea que la Comisión Provincial, cabe advertir que el acuerdo alcanzado ayer en Soria no es vinculante.
“Sin pretender lanzar las campanas al vuelo ni ser triunfalistas, sin duda este acuerdo es positivo porque se ha valorado que, desde un punto de vista medioambiental, social y económico, el proyecto que hemos presentado es un proyecto serio y riguroso que pueda enmarcarse en el marco legal y normativo”, apuntó ayer el promotor y director de Magna, José Antonio Yeregui, quien se mostró satisfecho por la decisión de la Junta.
Aunque el proyecto será de largo recorrido, su compromiso para la fase inicial es de una inversión de siete millones y la creación de entre 12 y 17 empleos para trabajar en la mina. Tras ésta, llegará de inmediato (en los dos años siguientes al inicio de extracción) una segunda fase centrada en la puesta en marcha de la fábrica de tratamiento de mineral, donde hay previstos “otros 20 puestos de trabajo directos” y “una inversión de entre 13 y 15 millones”, anunció Yeregui. No obstante, esta fase, formará ya parte de un estudio ambiental distinto al ayer autorizado en Comisión.
Confiado en un rápido avance pero cauto en los tiempos, el director de la promotora anunció: “Obtenido todos los permisos y licencias, entraremos en el desarrollo del propio proyecto minero en sí, en el desarrollo de la planta de machaque y trituración, en el taller, la compra de maquinaria... y calculo que en cuatro meses podremos comenzar el trabajo de extracción”.
“Esta respaldo a nivel medioambiental supone que no estábamos equivocados”, destacó ayer el alcalde de Borobia, Miguel Modrego, quien ha apoyado la iniciativa empresarial desde que llegó al sillón municipal a pesar de la fuerte oposición vecinal con la que contaba el proyecto al principio. “Han hablado los técnicos, no los políticos”, advirtió sobre la importancia de la ponencia de ayer, al tiempo que insistió en que “ahroa sí, veo que Borobia y la comarca tiene futuro”.

Fuente: http://www.heraldodesoria.es/index.php/

No hay comentarios: