marzo 09, 2008

Noticias de Borobia en día E

MEDIO AMBIENTE
La plataforma urge a las Cortes que se pronuncien sobre el proyecto minero

La agrupación solicitó hace un año comparecer en la Cámara para explicas las afecciones.

Las Cortes remitieron el escrito a los grupos políticos, que hasta la fecha no han actuado

N. Z. Soria | Más de 12.000 firmas contra la mina de Borobia y dos años de estudio del expediente solicitado por la empresa MD Borobia para investigar el yacimiento es el balance de un proyecto que, desde su origen, ha estado cargado de polémica. Pero además, el silencio se ha implatando también, según denuncia la Plataforma en Defensa del Agua y el Suelo, en las Cortes de Castilla y León.

La agrupación, constituida en 2005 como movimiento popular contrario al proyecto minero que se proyecta en Borobia, en la Sierra del Tablado, lleva más de un año esperando que las Cortes de Castilla y León respondan a su solicitud para comparecer en la Cámara regional y se pronuncian sobre la iniciativa minera.

Según recordó la portavoz de la agrupación, Anunciación Crespo, quien es también candidata número uno al Senado por Soria de Tierra Comunera, la plataforoma solicitó comparecer en las Cortes regionales, concretamente en la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, a finales de 2006.

La Mesa de las Cortes de Castilla y León estudió la propuesta y respondió a la agrupación en febrero de 2007. "Desde entonces, esta institución castellano leonesa no ha fijado fecha para dicha comparecencia", lamentó Crespo en un comunicado de prensa remitido a HERALDO DE SORIA.

En concreto, según incidió la portavoz, la petición de la plataforma era para "comparecer en la Comisión de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de las Cortes castellano leonesas para exponer la situación, problemas y repercusiones que tendrían tanto la investigación como la explotación minera a cielo abierto en Borobia, en la cabecera de cuenca del Ebro, en la zona mojonera con el término soriano de Beratón y los municipios zaragozanos de Pomer, Calcena y Purujosa". Añadió, justificando la postura contrario al proyecto que lidera la plataforma, que "los trabajos mineros afectarían a más de treinta localidades".

Desde la agrupación destacaron la falta de interés mostrada por las Cortes de Castilla y León para debatir la iniciativa minera planteada en Borobia, máxime si se tiene en cuenta que esa misma solicitud se presentó en las Cortes de Aragón y la respuesta llegó en sólo unos días.

En concreto, la Plataforma en Defensa del Agua compareció en la Comisión de Peticiones y Derechos Humanos de las Cortes de Aragón el 13 de febrero de 2007. En la sesión intervinieron, además de dos representantes de la agrupación popular, los portavoces de los grupos políticos con representación en esas Cortes. En este caso, todos argumentaron su oposición a la explotación minera, poniéndose de lado de la plataforma.

Respuesta de las Cortes.

Fuentes de las Cortes de Castilla y León explicaron a este periódico que la Cámara recibió la solicitud de la plataforma el 14 de febrero, siendo el remitente dos personas miembros de la agrupación, que presentaron el documento como portavoces.

El escrito pasó a la Mesa de las Cortes, que fue calificado en su reunión del 21 de febrero. En dicha reunión, la Mesa adoptó el siguiente acuerdo: "Calificar el escrito presentado por Ana María Carrera Modrego y Anunciación Crespo Modrego, con número 909 de registro de entrada, como ejercicio del derecho de petición consagrado en el artículo 29 de la Constitución y, a la vista de su contenido, ordenar su remisión a los grupos parlamentarios de la Cámara, acusando en todo caso recibo de la petición y comunicando a las peticionarias el acuerdo adoptado".

De este documento, se desprende que la Mesa de la Cámara regional estudió la solicitid pero entendió que debían ser los propios grupos políticos quienes planetaran en tema en pleno o comisión, a través de la iniciativa parlamentaria que consideraran oportuno (pregunta, proposición no de ley, propuesta de ley, entre otras). Desde las Cortes insisten, por tanto, que "a partir de ahí [calificación de la Mesa de las Cortes] es cuestión de los grupos parlamentarios decidir qué hacen con él y si lo tienen en cuenta para llevar a cabo algún tipo de iniciativa", incidiendo con ello en que desde las Cortes, como institución, no se puede avanzar más este propuesta y que, de hacerlo, deberá ser a instancia de los grupos.

Silencio en los grupos políticos.

A pesar de la instancia de la Mesa de las Cortes a los grupos con presencia en la Cámara para dar voz a la iniciativa popular planetada por la plataforma contra la mina de Borobia, ninguno de los partidos políticos se ha hecho eco desde entonces y hasta la fecha de la solicitud, por lo que la petición de la plataforma ciudadana se ha quedado bloqueda durante más de un año.

En concreto, según recuerdan desde las Cortes, el acuerdo de la Mesa se hizo llegar por separado a cada una de las dos interesadas, así como a los grupos parlamentarios mixto, popular y socialista.

Ante la posibilidad de que la propuesta hubiera caducado, puesto que el reglamento de las Cortes determina que "expirador el mandato o producida la disolución delas Cortes, quedarán caducados todos los asuntos pendientes de examen y resolución por la Cámara" y cabe recordar que se presentó a finales de 2006, en la aneterior legislatura, desde la institución regional matizan que "no se puede decir que haya caducado ya que el escrito en sí no es una iniciativa parlamentaria". Añaden que "ésta tendrían que ejercerla los grupos parlamentarios".

Independientemente de que la solicitud de comparecer no ha tenido respuesta por parte de los grupos, cabe recordar que hasta la fecha el proyecto minero de Borobia protagonizó en 2005 una proposición no de ley y una pregunta en pleno. Ambas fueron presentadas por el Grupo Parlamentario Socialista.

La proposición no de ley se presentó el 29 de septiembre de 2005 y solicitaba "la paralización de los trabajos de investigación en el yacimiento de Borobia y el impulso de las políticas de desarrollo sostenible". Fue debatida y desestimada por la Comisión de Economía, Empleo, Industria y Comercio el 18 de abril de 2006. El 15 de diciembre, los procuradores Ángel Villalba y Carlos Matrínez Minguez preguntaron en pleno "cuándo tiene previsto la Junta de Castilla y León resolver el expediente de autorización de la explotación minera de la comarca de Borobia". La respuesta fue oral.

La plataforma siempre ha defendido que "el agua es un bien escaso y que la razón y el derecho les asiste en su oposición ante este despropósito minero excluyente y aniquilador". La plataforma fue creada en junio de 2005 ante el anuncio de expropiación de tierras en Borobia para que la empresa vasca Magnesitas y Dolomías, S.L. pudiera realizar labores mineras en El Tablado de Borobia.

Hasta la fecha ha recogido más de 12.000 firmas contra el proyecto, que se han presentado ante el Ministerio de Medio Ambiente, el de Agricultura, la Junta y la Diputación General de Aragón.

La empresa cuestiona las críticas ya que "ni siquiera nosotros sabemos cómo va a ser"

La empresa vasca que está realizando las investigaciones en la falda de la Sierra del Tablado, Magnesitas y Dolomías SL (MD Borobia), cuestiona las críticas que han surgido alrededor de la actuación e insiste en que "todo lo que se diga ahora no tiene ningún fundamente ya que no hay todavía proyecto y, por tanto, es imposible determinar las afecciones". En declaraciones a HERALDO DE SORIA, el responsable de la compañía, Alberto Ugarte, reiteró que "ni siquiera nosotros sabemos todavía lo que se va a hacer, pues por el momento sólo hay una investigación abierta", por lo que lamentó que "nos están acusando de cosas sin ninguna base real".

A pesar del movimiento contrario surgido en torno al permiso de investigación solicitado por MD Borobia, avalado además por más de 12.000 firmas, la empresa tiende su mano al diálogo e insiste en que "estamos interesados en conocer la opinión de la gente, para que puedan aportar sus sensibilidades".

Ugarte señaló en este sentido en que "la empresa está abierta a conocer todas las inquietudes para recogerlo todo en el proyecto", y destacó que "seguramente, los vecinos de la zona conozcan mucho más el terreno que nosotros, por eso estamos abiertos a escucharles e intentarles entender". Añadió que "evidentemente, se nos pueden pasar cosas, por eso es mejor que nos adviertan y las conozcamos de ante mano, para poder buscar una solución".

En relación a las afecciones del agua que desde la plataforma han denunciado, el representante de la empresa refirió que "toda actuación, hasta la más sencilla como puede ser arar la tierra, tiene sus consecuencias". Por ello añadió que "si cuando planteemos un proyecto se ve que va a haber alguna afección a los acuíferos, habrá que buscar cómo minimizarla, solucionarla o evitarla". Incidió en que "por eso es importante que tengamos el proyecto, para que podamos determinar las afecciones, si las hay, y buscar una solución".

Al hilo de estas consideraciones, Ugarte advirtió de que "de todas formas, ninguna explotación minera va a ir en contra del medio ambiente, porque la normativa no lo permitirá". Recordó en este sentido que este tipo de proyectos mineros debe superar una larga tramitación administrativa y que, en caso de identificarse cuestiones contrarias, "será la propia administración quien pare el expediente", concluyó.

La empresa espera en estos momentos que la Junta resuelva el expediente de investigación solicitado. En cuanto se desbloquee este trámite, MD Borobia ejecutará los dos sondeos pendientes y valorará los resultados obtenidos. En función de los mismos, verá si la mina cubre los mínimos para ser explotada. En caso de ser positivo este informe, que previsiblemente lo será por la importancia del yacimiento, se redactará el proyecto para solicitar la concesión minera. A partir de ahí arrancará de nuevo el proceso.

El permiso de investigación, pendiente desde 2005

El proyecto de la mina de magnesitas no es algo nuevo ni para el pueblo de Borobia ni para la administración. Su expediente se inició en los años 80, si bien ha estado parado durante años. Hace aproximadamente tres ejercicios, MD Borobia retomó la iniciativa, solicitando en 2005 permiso para ocupar varias fincas y realizar algunas investigaciones en la zona.

La Junta inició la tramitación en 2005, pero el Servicio Territorial de Industria de Soria remitió en mayo de 2006 el expediente a la Dirección General de Energía y Minas, ante el recurso de alzada interpuesto por la plataforma y una serie de particulares contra la ocupación temporal del terreno, dentro del permiso de investigación San Pablo 1.980.

El recurso se encuentra todavía pendiente de resolución, por lo que la empresa no ha podido ocupar el terreno y, por tanto, la investigación está pendiente, según explicaron desde la delegación territorial de la Junta. Por su parte, el representante de la empresa, Alberto Ugarte, consideró que "está siendo más largo de lo habitual", si bien confió en que "se desbloquee pronto". En relación a las actuaciones que están pendientes a expensa del permiso de la Junta, reseñó que "se trata de dos perforaciones de escaso diámetro [aproximadamente 10 centímetros de diámetro] que servirán para determinar si las estimaciones de calidad y cantidad que hemos obtenido en los estudios geotécnicos [se han realizado 17 sondeos] se corresponden con la realidad". Añadió que "son agujeros pequeños que no destruirán nada".

Fuente: http://www.heraldodesoria.es/

No hay comentarios: