diciembre 25, 2012

Gernika‐Lumo; refugio del hayedo de Zilbeti


COMUNICADO

Bajo  el  lema  “Gernika‐Lumo;  refugio  del  hayedo  de  Zilbeti”,  vecinos  y vecinas  del  valle  pirenaico  navarro  de  Erroibar/Erro,  hemos  pintado  el  Guernica  convirtiendo  el  hayedo  de  Monte  Alduide  bajo  amenaza  de  destrucción en un bosque que se aferra por seguir viviendo. 

Refugio es precisamente lo que hace 75 años buscaba desesperadamente la vecindad del  pueblo  de  Gernika  ante  el  bombardero  indiscriminado  y  desproporcionado  de  la  Legión Condor  al  servicio  del  fascismo.  Rabia,  impotencia,  desolación,  muerte,  horror,  todo  un pueblo hecho trizas es lo que dejó la desmesura y sin razón de aquellos que no les importó los muertos que pudieran quedar bajo el escombro. Hoy día, 3⁄4 de siglo después, resurgiendo de
sus cenizas con el esfuerzo de su pueblo, allegados y amistades, Gernika se ha convertido en un icono de esperanza y perseverancia.

Amistad  y  admiración  es  pués,  lo  que  desde  nuestros  pequeños  pueblos  del  pirineo  de Euskalerria queremos transmitir y traer hoy aquí. Buscando ese “refugio” para que algunas de las hayas del bosque de Zilbeti, bajo el mismo cielo que el Roble de Gernika puedan sobrevivir a la barbarie y destrucción que el proyecto de apertura de una mina planea para este hayedo. Bosque  que  se  encuentra  en  las  laderas  del  monte  Adi,  dentro  de  la  Zona  de  Especial Conservación (ZEC) “Monte Alduide” de los espacios naturales protegidos europeos.

A  las  puertas  del  primer  aniversario  de  la  entrada  de  aquellas  máquinas  enviadas  por Magna  (Magnesitas  de  Navarra,  S.A.)  para  la  realización  de  sondeos,  tala  de  árboles  y extracción  de  mineral  del  bosque  de  Antzeri,  hemos  sabido  que  el  Gobierno  de  Navarra  ha vuelto  a  autorizar  nuevos  sondeos,  talas  y  extracciones  de  mineral,  con  resoluciones  que  carecen  de  la  legalidad  necesarias,  pero  que  vuelven  a  respaldar  a  la  empresa minera  para que pueda realizar lo que la opinión pública impidió durante las Navidades pasadas.  

Frente  a  la  acción  destructora  de  la  maquinaria  pesada  minera,  hemos  optado  por  la utilización  del  arte  como  expresión  y  herramienta  de  sensibilización  de  la  opinión  pública. Frente al ocultismo y clientismo,  hemos optado por la transparencia y claridad del mensaje con ayuda  de la reproducción del “Guernica”, en el soporte y marco naturales de un denso bosque  de  hayas  jóvenes.  Lo  hemos  querido  hacer  utilizando  las  únicas  armas  que  tiene  el bosque para defenderse y sobrevivir: su colorido, silencio, serenidad y hermosura. Un cuadro del Guernica en 3 dimensiones pintados sobre la corteza viva de las hayas.  

Monte  Alduide  es  una  ZEC  dentro  de  la  Red  Natura  2000,  máximo  nivel  de  protección  a  nivel  europeo  y  la  primera  creada  en  Navarra  en  donde  no  se  recoge  la  posibilidad  de  la realización  de  ningún  tipo  de  actividad  minera.  Pero  aun  así  son  dos  los  proyectos  mineros que con la permisibilidad del Gobierno de Navarra se quieren realizar, éste de Magna y otro  promovido por Sílice Navarra, S.L. en el término de Mendiaundi en Aurizberri / Espinal.

La lucha que comenzamos hace ahora 5 años, se encuentra en la Sala de lo Contencioso del Tribunal  Superior  de  Justicia  de  Navarra.  Somos  conscientes  que  las  presiones  tanto  de  la propia empresa, como de autoridades locales y Gobierno de Navarra por realizar el proyecto  se han agudizado y van a continuar así hasta que se doblegue la ley.

Sirva el esfuerzo realizado en la reproducción del Guernica como un intento por la defensa del  patrimonio  natural,  patrimonio  de  todos  nosotros  y  nosotras  que  a  lo  largo  y  ancho  de toda Euskalerria se ve amenazado por la sed de dinero fácil y apetito insaciable de los grandes capitales, muchas veces ajenos a la realidad de donde vivimos. Con el acto de hoy y entrega simbólica de estas siete zarakas, hayas jóvenes, simbolizamos la solidaridad y respeto por la  conservación del entorno y entrega de un lugar mejor a las generaciones futuras. Y además con la representación del Guernica y su significado, al cuál no caben añadir palabras, hemos unido  nuestros  dos  pueblos.  Crecerán  estas  hayas  en  la  noble  tierra  de  Gernika‐Lumo,  las pinturas  utilizadas,  orgánicas  y  biodegradables  algún  día  la  lluvia  y  viento  se  ocuparán  de  deshacer,  dejando  imborrable  sólo  el  recuerdo.  Volverá  el  hayedo  a  mostrarnos  su  aspecto original, y, ojalá que así siga siendo siempre. Generaciones futuras observarán y aprenderán de  lo  que  un  día  se  hizo  y  se  pretendía  hacer,  guardaremos  estos  hechos  en  la  memoria colectiva y de esta manera, ayudaremos a crecer como pueblo.

Gernika‐Lumo, 22 de diciembre de 2012

NOTA DE PRENSA

La noble villa de Gernika-Lumo dedica un pequeño parque al hayedo de
Zilbeti (Erro, Navarra) amenazado por una explotación minera que pretende destruirlo.

Gernika – Lumo, ciudad escenario del cruel bombardeo, da refugio a siete hayas jóvenes de Zilbeti porque los símbolos, como las gentes, son más fuertes cuando crecen aunados.

Los vecinos de los Valles pirenaicos navarros asociados en la
Coordinadora Monte Alduide y la sociedad conservacionista SEO/BirdLife denuncian ante la Comisión Europea la ilegalidad de estos proyectos mineros que destruirían espacios naturales protegidos por las Directivas europeas.
El hayedo de Zilbeti forma parte de la Red Natura europea siendo la primera Zona de Especial Conservación (ZEC) creada en Navarra para proteger un buen número de valores naturales y especies en peligro de extinción. Sin embargo cinco años después de su creación surgen proyectos mineros ilegales e incompatibles con la conservación de estos territorios forestales que son apoyados por el Gobierno de Navarra.

Para llamar la atención de la opinión pública, los vecinos empeñados en la defensa de estos bosque pintan una reproducción el Guernica usando como fondo el bosque de Antzeri en Zilbeti, dentro de la zona amenazada por la mina. La corteza viva, la piel vertical de jóvenes hayas, reemplazan al lienzo donde el inmortal malagueño plasmó el dolor de todo un pueblo ante la barbarie, la fuerza despiadada de los poderosos, el arrase brutal: “El Gernika”.
La pintura se convierte en un atractivo turístico visitado diariamente por un buen número de personas pero sufre un atentado alevoso y severo denunciado recientemente por los medios de comunicación. Es entonces cuando la villa de Gernika – Lumo acoge a siete retoños para que crezcan junto la ermita gótico tardía de Santa Luzia, sombreada por una gran encina, al paso de los peregrinos a Santiago por el camino de la costa y enclavado dentro de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

En el acto de plantación estuvieron presentes concejales navarros de Erro, el titular de medio Ambiente del Municipio de Gernika – Lumo, vecinos del lugar y miembros de la Coordinadora Monte Alduide y SEO/BirdLife.

Mas información: 

No hay comentarios: