diciembre 12, 2012

Explicación de la naturaleza perversa de LOS MEGAPROYECTOS



........................ La información es condición necesaria para desmontar las prácticas caciquiles y los lucros inconfesables de los megaproyectos y para reconducir, así, el proceso económico hacia una gestión más razonable y acorde con los intereses mayoritarios. Pero también hay que subrayar que la intensa participación (y movilización) social debidamente informada es la condición suficiente, sobre todo si amenaza el apoyo electoral, para que tal desmontaje y reconducción se produzcan. Esta participación y movilización debe plantearse, al margen de credos políticos, religiosos, o de cualquiera otra índole,  haciendo una llamada a todas las personas que no estén atrapadas por los intereses mezquinos e inconfesables asociados a los megaproyectos que se cuestionan. Pues el latrocinio que esconden los megaproyectos perjudica a la mayoría de la población cualquiera que sean sus ingresos o sus preferencias ideológico-culturales. La crisis actual no se debe a que “hayamos vivido por encima de nuestras posibilidades”, sino al caciquismo que ha saqueado al país con megaproyectos e inversiones descarriadas, endeudándolo por encima de sus posibilidad

José Manuel Naredo

Artículo completo en: http://www.attac.es/2012/12/12/

 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Según un ingeniero, ellos, en la actualidad grandes ideólogos económicos, porque en la mayoría de los casos son los que están al frente de los megaproyectos.
Lo sintetizan en un lema:
AL FINAL, AUNQUE SEA MUY AL FINAL, SIEMPRE ES UNA CUESTION DE DINERO

Ricardo dijo...

Lamentablemente sigue siendo asi y da igual que sea un megaproyecto de guerra, de puticasino o de mina seca ríos. Ya lo decía Quevedo:

PODEROSO CABALLERO ES DON DINERO

Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Nace en las Indias honrado,
Donde el mundo le acompaña;
Viene a morir en España,
Y es en Génova enterrado.
Y pues quien le trae al lado
Es hermoso, aunque sea fiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Son sus padres principales,
Y es de nobles descendiente,
Porque en las venas de Oriente
Todas las sangres son Reales.
Y pues es quien hace iguales
Al rico y al pordiosero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

¿A quién no le maravilla
Ver en su gloria, sin tasa,
Que es lo más ruin de su casa
Doña Blanca de Castilla?
Mas pues que su fuerza humilla
Al cobarde y al guerrero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Es tanta su majestad,
Aunque son sus duelos hartos,
Que aun con estar hecho cuartos
No pierde su calidad.
Pero pues da autoridad
Al gañán y al jornalero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.

Más valen en cualquier tierra
(Mirad si es harto sagaz)
Sus escudos en la paz
Que rodelas en la guerra.
Pues al natural destierra
Y hace propio al forastero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.