marzo 03, 2009

Los contaminadores de magnesitas (2)

Magnesitas de Rubián instala un nuevo horno para emitir menos CO2

Las reformas permitirán además reducir a la mitad la contaminación con dióxido de azufre

Autor: Carlos Cortés Alberto López
Fecha de publicación: 1/3/2009

La fábrica de Magnesitas de Rubián está haciendo reformas para contaminar menos. La empresa tiene en fase de instalación un horno que actuará como complementario de los actuales, aunque empleará un sistema distinto, que permitirá reducir de forma significativa las emisiones de dióxido de carbono y de dióxido de azufre.
El nuevo horno, cuyo estructura en montaje se ve perfectamente desde fuera de la fábrica, se basa en la llamada tecnología de torre de ciclones, que consiste en el intercambio de calor entre gases calentados en una cámara de combustión y el material sólido que se utiliza para alimentar este tipo de instalaciones. Jesús Rodríguez, ingeniero químico y responsable de producción de la planta, explica que este método permite «optimizar el contacto gas-sólido maximizando el intercambio de calor».La nueva torre permitirá a la empresa reducir la contaminación y no solo la que produce el CO2, sino también la de SO2. El dióxido de carbono es, en todo caso, la principal emisión contaminante de la fábrica. De acuerdo con los datos que maneja el Ministerio de Industria, durante el 2006 Magnesitas de Rubián liberó 121.000 toneladas de dióxido de carbono. Durante ese mismo período, las emisiones de dióxido de azufre sumaron 734 toneladas. Los técnicos esperan que el la nueva torre de calcinación reduzca un 8% los niveles de dióxido de carbono y un 50% los de azufre que salen por las chimeneas de la factoría. Aun siendo menores, las emisiones de dióxido de azufre han creado en alguna ocasión alarma en las poblaciones situadas en las proximidades de la planta.

La empresa de Rubián de Cima, en el municipio de O Incio, es en la actualidad la segunda emisora de CO2 de la provincia de Lugo. La primera es Cementos Cosmos en Oural, situada a menos de cinco kilómetros, que en el 2006 emitió al aire 348.000 toneladas de dióxido de carbono y también afrontó recientemente un proceso de renovación de sus instalaciones para rebajar sus emisiones.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es/

1 comentario:

Anónimo dijo...

Lo que se vienen diciendo desde hace tiempo: ¡Marchando una de desierto contaminante!¡Marchando una de expolio! ¡Marchando una de ruina total! ¡Marchando...!
Antimina con causa