febrero 12, 2009

Nota de prensa A. Crespo de Borobia (11-2-2009)

Comunicado de la concejala castellanista de Borobia, Anunciación Crespo
El AYUNTAMIENTO DE BOROBIA NI HA NEGOCIADO NI SE HA REUNIDO CON LA EMPRESA MINERA QUE PRETENDE ABRIR UNA MINA A CIELO ABIERTO EN LA CABECERA DEL RÍO MANUBLES, EN BOROBIA

La concejala castellanista, ni negocia ni mercadea con los recursos de más de 30 municipios.

La zona afectada es zona intercomunitaria e intercuencas ya que afecta a dos cuencas hidrográficas y a dos Comunidades autónomas.

11.02.09.- NO es cierto, como viene apareciendo en algún medio de comunicación de Soria, que el Ayuntamiento de Borobia esté negociando un convenio con la empresa franco griega, Magnesitas de Navarra, para facilitarles la apertura de una mina a cielo en dicho municipio.

La explotación minera se abriría en el paraje El Tablado en Borobia, zona protegida por Directiva Comunitaria porque en ella se captan aguas para consumo humano, en el límite del Parque Natural del Moncayo y en el límite con el LIC Sierra del Moncayo. Los recursos hídricos que se generan en El Tablado alimentan los ríos Manubles, Isuela, Ribota, Aranda, llegando al nacedero del Queiles.

El Ayuntamiento de Borobia nunca se ha reunido ni ha entablado negociaciones con dicha la empresa minera, ya que el Ayuntamiento lo componemos siete cargos electos (alcalde (PP), una concejala castellanista, tres concejales independientes y dos concejales del PP). Cosa muy diferente es que lo haya hecho el alcalde y los dos concejales del PP. Desde luego, esta concejala castellanista NUNCA se ha reunido ni se ha relacionado con la empresa minera, desconociendo cualquier relación con esa empresa por parte de miembros del consistorio. .

En el último Pleno celebrado en el mes de enero, el alcalde comunicó que llevaba “negociando un convenio” con Magnesitas de Navarra desde octubre de 2007. Ante esto, esta concejala castellanista respondió que ni el alcalde ni los concejales están autorizados para negociar sobre la propiedad privada de los borobianos. Igualmente recordó que en la consulta celebrada en Borobia sobre el particular, el 90 % de los votos fueron contrarios a la explotación minera o que hay un acuerdo de la corporación anterior en contra de la explotación minera y hay que respetarlo, añadiendo que, hasta la fecha, se han entregado cerca de 12.000 firmas en los Ministerios de Medio Ambiente, Rural y Marino y de Sanidad y Consumo, así como en la Junta de Castilla y León y la Diputación General de Aragón.

Hay que tener en cuenta que los terrenos que se verían afectados son todos de propiedad privada y usos de captaciones de agua de boca, agroganaderos, forestales, cinegéticos, paisajísticos, etc., conservados con un desarrollo sostenible responsable, y los Ayuntamientos, alcaldes o concejales, no tienen competencia ni legitimidad alguna sobre las propiedad privada. En un estado de derecho, como es España, la labor de las administraciones locales es gestionar lo público, con transparencia y honradez, y respetar la propiedad privada gravada con unos impuestos que mantienen a las administraciones.

El alcalde de Borobia no puede disponer de las vidas y haciendas de los borobianos ni de los más de treinta municipios afectados. Como tampoco puede decidir la Junta de Castilla y León puesto que la zona afectada es una zona intercuenca e intercomunitaria.

En el Decenio Internacional para la Acción “El Agua Fuente de Vida” (2005-2015), soy consciente de la importancia del agua como elemento estratégico en el desarrollo socioeconómico. Como elemento estratégico califica también, al sector agropecuario, la Ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino.

La explotación minera convertiría a Borobia en un pozo minero inhabitable, sin ningún futuro, y acabaría también con los más de 30 municipios afectados. Según la Directiva Marco del Agua, el agua no es una mercancía más, sino un patrimonio que tienen que ser protegido, defendido y considerado como tal.

En el programa electoral castellanista de Tierra Comunera nos posicionamos, con fundamento y responsabilidad, en contra de este proyecto minero excluyente, aniquilador e insostenible que afectaría, entre otras cosas, al agua de boca y otros usos de más de treinta localidades castellano leonesas y aragonesas. Y seguimos actuando desde esa responsabilidad, como no puede ser de otra manera, sin cambios de chaqueta.

Hay que recordar que en las pasadas elecciones municipales, las candidaturas tanto de la Candidatura Independiente de Borobia, como las de Tierra Comunera y el PSOE llevaban en su programa electoral el rechazo a la mina de magnesitas. Los votos conseguidos por estas tres candidaturas suponen más del 60% de los votos emitidos, frente al 38,86 de la candidatura del PP.

Esas tres candidaturas tienen la responsabilidad de seguir defendiendo su programa. Cualquier otra posición sería traicionar a las personas que les han votado. Sería un cambio de chaqueta inaceptable.

Como ya es conocido, miembros del movimiento anti mina de Borobia están teniendo amenazas, intimidaciones y presiones, y sufriendo acoso en sus bienes y derechos de Borobia donde se ubicaría la mina a cielo abierto.

La multinacional minera, Magnesitas de Navarra, pretende vender en Soria, en Castilla y León, su negocio. Un negocio que convertiría a Borobia en un pozo minero, en un desierto inhabitable, destruyendo una zona de gran valor cerealista y pastos perteneciente a la comarca cerealista soriana del Campo de Gómara, arruinando miles de productivas hectáreas en las comarcas aragonesas de Calatayud y Aranda con graves limitaciones a su agua de boca. Y en tiempos, como los actuales, de escasez alimentaria y grave crisis económica y financiera.

Magnesias de Navarra, que exporta más del 80% de su producción minera en España, intentó vender también su negocio minero en el valle navarro del Baztán pero allí lo rechazaron.


No hay comentarios: