octubre 10, 2008

De Zubiri y Eugui a Borobia

Borobia
Industria
Una firma navarra retoma el proyecto minero de Borobia y compromete 20 millones y 150 empleos
El director industrial de la promotora, José Antonio Yeregui, garantiza que se buscará el beneficio del pueblo y la comarca y anuncia que Borobia duplicará su presupuesto gracias a la aportación económica de la firma minera

Nuria Zaragoza
La empresa Magnesitas Navarras (Magna) ha retomado el proyecto minero de Borobia con el compromiso de invertir 20 millones de euros en la ejecución de la mina de magnesitas en la Sierra del Tablado y en la construcción una fábrica para tratar el material. Además, la firma navarra, accionista mayoritaria de la promotora de la mina de Borobia, anuncia la creación de 150 empleos ligados a la iniciativa, 30 de ellos directos y 120 indirectos.
El proyecto renovado, denominado ahora 'Magnesitas Sorianas', tendrá una vida activa de 30 años y supondrá la puesta en marcha de una de las mayores explotaciones de magnesitas del panorama nacional.
Aunque avanzar los plazos de ejecución es todavía muy aventurado porque el proyecto debe superar aún un largo proceso administrativo, la previsión es, según un análisis previo realizado por Magna, que "a mediados de 2010, si todo va bien, se comience a trabajar ya en la mina y, acto seguido, arranque la realización de la fábrica", según anunció ayer a HERALDO DE SORIA el director industrial de la firma navarra, José Antonio Yeregui.
"En principio, nosotros estamos trabajando en este proyecto por dos razones. Porque la vida de Magnesitas Navarras, en cuanto a recurso minero, es de seis años y, por tanto, la empresa debe seguir buscando recursos mineros en otros lugares para mantener su negocio y los puestos de trabajo. Y porque, siendo conscientes de que un proyecto minero es un tema sensible, el tema medioambiental es para nosotros la pata principal que debe sustentar la actuación, junto con la capacidad de sacar un valor tanto para la empresa como para la zona donde estamos presentes". Yeregui justificó con estas palabras la decisión de la firma navarra de comprar una participación a uno de los accionistas que lideraban la iniciativa hasta hace unos meses (Magnesitas y Dolomías de Borobia) y convertirse así en accionista mayoritaria del proyecto.
"El proyecto de Magnesitas Sorianas es un proyecto distinto al de Magnesitas y Dolomías -el anterior- pero parte del mismo recurso", explicó Yeregui en relación a la vinculación entre la actuación prevista actualmente y la anterior. Añadió que uno de los dos socios anteriores (el hijo de uno de ellos) continúa en la promotora pero, advirtió, "como socio minoritario".
Magna, que apuesta por la total transparencia del proyecto, ya ha mantenido reuniones con los diez propietarios de los terrenos donde se proyecta la mina para alcanzar un acuerdo de compra o alquiler, así como con el Ayuntamiento de Borobia y la Junta. Además, tiene previsto dar a conocer la iniciativa próximamente a los vecinos del pueblo y se muestra a disposición de todo aquel que quiera conocer la iniciativa.
En declaraciones a este medio Yeregui insistió en el deseo de la empresa por "llegar a acuerdos beneficiosos para todos" y garantizó que "la vocación de Magna en ningún caso se va a orientar a hacer las cosas sin contar con los que nos rodean".
De hecho, destacó, "la empresa va a potenciar que todo aquel que se vea afectado por el proyecto no se vea, en ningún caso, perjudicado por la realización del mismo". Para ello la empresa ha realizado un estudio y ha presentado una oferta que "supera cualquier valor de cualquier otro proyecto que se haya hecho en los últimos años en toda la comarca".
Además de la repercusión económica que puedan tener los propietarios de los terrenos donde se proyecta la mina, Yeregui garantizó que la intención de la empresa es beneficiar a todo el pueblo. En este sentido, anunció, "el presupuesto de Borobia se podrá duplicar gracias a la aportación económica de la empresa al Ayuntamiento". Añadió que "aunque está por definir cómo será la aportación, lo que es seguro es que se van a duplicar las cuentas municipales". Además, la empresa es consciente de la necesidad de una residencia de ancianos en el municipio y valora su colaboración, "entre otras", para la puesta en marcha de un centro para los mayores de Borobia.
A estas aportaciones económicas habrá que sumar la generación de empleo, ya que la empresa se compromete a formar y contratar a los vecinos de Borobia con carácter "prioritario", garantizando así la continuidad del municipio que "al no contar con proyectos generadores de valor, está amenazado a desaparecer".
"A otras empresas se les da suelo gratis, se les dan ventajas financieras... nosotros intentamos justo lo contrario, que parte del beneficio del proyecto revierta en la zona donde estamos trabajando".

"No contamina" y "afecta sólo a un arroyo secundario"

La mina de Borobia tendrá 700 metros de longitud, si bien nunca estará abierta toda la falda de la Sierra al mismo tiempo. "Tendrá una restauración dinámica", explicó el director de Magnesitas Navarras. Así, se hará un agujero inicial que irá avanzando siguiendo la veta de material. El hueco se irá tapando progresivamente con la misma tierra que se vaya sacando del suelo. Al final, sólo quedará un agujero para el que ya se están valorando diferentes opciones de restauración como un lago o una zona de ocio. "El 50% aproximadamente quedará de la misma forma que está ahora", garantizó Yeregui.
El director es consciente de la polémica que el proyecto ha generado y de que existen movimientos ciudadanos en contra a la mina. Ante esta situación, garantizó, "el tema medio ambiental va a ser prioritario y el pilar básico del proyecto". De hecho, se trabaja ya en un estudio ambiental en el que "están trabajando investigadores de prestigio internacional", destacó. En espera de tener el documento definitivo, Yeregui advirtió ya de que "podemos garantizar al cien por cien que en ningún caso este proyecto contaminará el agua". De hecho, destacó, "la magnesita se utiliza para descontaminar suelos y aguas contaminadas".
En cuanto a las posibles afecciones de agua, el director de Magna anunció que "se ha tenido en cuenta ésto de forma especial y se ha visto que no afecta salvo a un pequeño arroyo, que es secundario, que podrá ser reconducido para que no se vea afectado".

La "única" posibilidad de futuro

El alcalde de Borobia, Miguel Ignacio Modrego, se mostró expectante e insistió en que "hasta que no se resuelva la tramitación a nivel regional, hay poco que decir". A pesar de ello, insistió en que la mina es la "única posibilidad real de desarrollo para el pueblo", ya que "se hablan muchas cosas pero aquí no llega nada que creen empleos".

No hay comentarios: